Foto trucada y la no exposición del cadáver genera dudas en operativo de EEUU para matar a Bin Laden

Fotos trucadas y misterio respecto al destino que habría tenido el cadáver de Osama Bin Laden siembran dudas e incertudumbre sobre el operativo norteamericano que terminó con la vida del terrorista más buscado por Estados Unidos. Una supuesta prueba de ADN, según fuentes oficiales, confirmaría en un 99,9% que uno de los cuerpos de las personas abatidas en Abbottabad corresponde a Bin Laden.

Las reacciones en todo el mundo no se hicieron esperar luego del anuncio de la muerte de Osama Bin Laden. Barack Obama, presidente de los EEUU, se refirió hoy al tema, nuevamente. “El mundo es más seguro y es un lugar mejor debido a la muerte de Osama Bin Laden”, dijo.

El mandatario recibió el apoyo de los ex presidentes Bill Clinton y George W. Bush. Este último expresó en un comunicado que “la lucha contra el terror continúa, pero esta noche Estados Unidos ha enviado un mensaje claro: no importa cuánto tiempo lleve, se hará justicia”.

Hillary Clinton, secretaria de Estado norteamericana, también hizo declaraciones en torno al tema. “Al Qaeda no puede agotar ni derrotar a Estados Unidos”, señaló, por lo que la única salida que les quedaría a los seguidores de Bin Laden es abandonar las armas. “Esto es un hito en la lucha contra el terrorismo pero la batalla contra Al Qaeda continúa y no terminará con la muerte de Bin Laden”, agregó.

También hubo repercusiones en Chile. El ministro de Justicia, Felipe Bulnes, dijo que la muerte de Bin Laden “introduce un mayor grado de tranquilidad en lo que se refiere al terrorismo internacional, Osama Bin Laden ya no está disponible para seguir fraguando sus planes”. El presidente de la Comisión de RREE del Senado, Eugenio Tuma, se refirió de manera crítica a este hecho que “habla muy mal de la vigencia del Derecho Internacional a nivel global”, porque EEUU se empeñó en ubicar “vivo o muerto” al terrorista, en vez de ser su objetivo el juzgarlo por lo que hizo, informó La Tercera.

El gobierno estadounidense emitió una alerta para todos sus ciudadanos alrededor del mundo, debido a posibles represalias por la muerte de Bin Laden. Asimismo, se aumentaron los dispositivos de seguridad en varias de sus embajadas. Sin embargo, al interior del país, no se han tomado medidas drásticas de protección: sólo se ha mejorado la vigilancia en lugares públicos como el metro de Nueva York. Nada de consideración, ya que no hay amenazas concretas de ataques aún, según el Departamento para la Seguridad Nacional de EEUU.

El cadáver del terrorista

La Casa Blanca asegura que se dio sepultura a Bin Laden en el mar y “de acuerdo al rito islámico” (es decir, su cuerpo habría sido purificado y envuelto en un sudario, para luego recitar plegarias). Se dice que esto se hizo porque era muy difícil encontrar un país dispuesto a recibir los restos del terrorista –EEUU lo habría sugerido a Arabia Saudita, pero ésta declinó la opción-, además de que era muy alto el riesgo de que su tumba se convirtiera en lugar de peregrinación de seguidores yihadistas.

Autoridades islámicas declararon que este procedimiento de entierro en el mar sólo se justifica si el deceso ocurre en un barco, para evitar que el cadáver se descomponga, y porque el Islam establece que se debe enterrar a las 24 horas desde el fallecimiento. Además, algunos indicaron que esto fue una afrenta a su religión, y es un motivo más para desatar la ira de los seguidores de Bin Laden. Según consignan medios internacionales, Abdel Moti Bayumi, del Centro de Estudios Islámicos Al Azhar (la institución suní más prestigiosa), indicó que “arrojar un cadáver al mar contradice expresamente la Sharia (Ley Islámica)”.

Circuló una foto falsa de Bin Laden muerto, arreglada con Photoshop, la que mezclaba la parte inferior de la cara del terrorista, con la superior de un hombre ensangrentado. Medios paquistaníes denunciaron el montaje, y que probablemente esto provino de alguien que pretende “mostrar a EEUU como un país violento”.

Lo cierto ahora es que no hay foto alguna del cadáver de Osama Bin Laden, y Washington no considera necesario mostrar prueba alguna de su caída. Además, un alto funcionario de la Casa Blanca –quien se mantuvo en el anonimato-, aseguró que pruebas de ADN realizadas al cuerpo confirman en un 99,9% que se trata realmente del ex líder de Al Qaeda. Estas muestras fueron contrastadas con las de la hermana de Bin Laden, quien murió de cáncer en Boston.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.