Operativo de Fuerzas Especiales estadounidenses terminó con la vida de Osama Bin Laden en Pakistan

En una sorpresiva conferencia de prensa, el Presidente Barack Obama aseguró que un operativo en Pakistán, que ordenó hace algunos días, permitió la localización del jefe de Al Qaeda. El terrorista murió y su cuerpo estaría en manos de fuerzas norteamericanas.

Un ataque dirigido por Fuerzas Especiales estadounidenses, presumiblemente de la CIA, habría provocado la muerte del líder de Al Qaeda, quien se encontraba en la localidad de Abottabad, en el norte de Pakistán, no en una mansión en las afueras de Islamabad como informó erróneamente CNN.

La noticia fue confirmada por el propio Presidente Obama, cuando los trascendidos inundaban las redes sociales al conocerse que el mandatario estadounidense se dirigiría al país en una conferencia de prensa extraordinaria.

Obama, quien habló desde la Casa Blanca, afirmó que, tras haber recibido informaciones de inteligencia fiables sobre el lugar donde se encontraba Bin Laden, en Pakistán, la semana pasada dio la orden de atacar y hoy “un pequeño grupo” estadounidense condujo la operación, en la que, tras un intercambio de fuego, se hizo con el cuerpo del terrorista.

La conferencia, anunciada alrededor de las 23:30 (hora chilena) tardó más de lo previsto, aumentando la tensión, debido a que EEUU habría tomado medidas de seguridad ante la posibilidad de que Al Qaeda actuara contra objetivos estadounidenses en represalia por la muerte de su líder.

Bin Laden, responsable del ataque a las Torres Gemelas y el Pentágono en 2001, acciones que provocaron más de 3 mil muertes, era intensamente buscado por los norteamericanos y se convirtió en el objetivo número uno del ex presidente George Bush.

Su captura, sin embargo, puede provocar un fuerte impulso a la repostulación del actual mandatario, quien había bajado en popularidad.

Osama Bin Laden nació en Arabia Saudí en el año 1957, en el seno de una acaudalada familia saudí. Su padre fue un importante magnate de la construcción en su país. Estudió Religión y Ciencias Económicas, graduándose en la Universidad Abdul Aziz. Desde 1979 apoyó a los rebeldes afganos en su guerra contra la URSS, organizando el reclutamiento de miles de voluntarios de todo el mundo árabe, entre otras acciones. Desde 1986 participó personalmente en los combates. Acabada la guerra, regresó a su país. Como consecuencia del apoyo saudí a las tropas de EE UU durante la Guerra del Golfo de 1991, rompió su relación con el régimen saudí y con su propia familia. Se exilió en 1991 en Sudán, donde dirigió una empresa que EE UU consideraba una tapadera terrorista.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.