OTAN celebra orden de arresto contra Gaddafi pero asegura que no les corresponde realizar la detención

La vocera de la alianza transatlántica, Oana Lungescu, destacó la orden de arresto anunciada por la Corte Penal de La Haya, señalando que “es otra señal de la comunidad internacional al régimen de Gaddafi: su lugar está en juicio, no en el poder en Trípoli”. Desde Libia, en tanto, el ministro de Justicia Mohammed Al Gamudi alegó que esto es una “tapadera de la OTAN” para “asesinar” al líder.

Cuando se cumplen 100 días desde que comenzaron las operaciones lideradas por EEUU, Francia y Reino Unido contra Libia, el pasado 19 de marzo, y 90 jornadas desde que la OTAN tomó el mando, a fines de ese mes, la vocera de la dicha entidad, Oana Lungescu, expresó la conformidad del organismo por la orden de arresto emitida por la Corte Penal Internacional (CPI) en contra del líder libio, Muammar Gaddafi.

Lungescu señaló que esta medida muestra exactamente por qué la OTAN lanzó la operación en el país africano, el pasado 31 de marzo, bajo el mandato del la ONU de “utilizar todos los medios necesarios para proteger civiles en Libia”.

En una conferencia de prensa, transmitida por el sitio web de la alianza transatlántica, la vocera afirmó que esta “es otra señal de la comunidad internacional al régimen de Gaddafi: su lugar está en juicio, no en el poder en Trípoli”.

La portavoz destacó que llevar esto a cabo no les corresponde a ellos, sino que a autoridades pertinentes. En este caso, quienes deben llevar a cabo la detención del líder libio son los países que suscriben el Tratado de Roma, que establece la Corte Internacional en La Haya. Asimismo, recordó que la OTAN estima que la solución a la crisis en el país africano se puede lograr a través de una combinación de presiones políticas y militares, ambas juntas, y no sólo con operaciones militares.

En Libia, en tanto, el ministro de Justicia, Mohammed Al Gamudi alegó que la orden de arresto internacional es una “tapadera de la OTAN” para “asesinar” a Gaddafi. Además, recordó que su país no ha suscrito el Tratado de Roma, por lo que “no acepta la jurisdicción de la CPI”, según informó The Tripoli Post.

La medida anunciada ayer por la CPI busca la aprehensión de Gaddafi, su hijo Saif Al Islam, y su cuñado Abdullah Al Senusi, quien es jefe de la inteligencia militar, bajo sospecha de crímenes de guerra y contra la humanidad. Tanto múltiples estados como los rebeldes libios han celebrado la orden.

1 comentario
  1. Alonso dice

    Cuando dijimos, que la CPI era solo otra herramienta para los objetivos del “cartel financiero”, ni lo “progres” escucharon.
    Por otra parte, es tan grotesca y grosera la desinformación sobre lo que pasa en Libia que concluyo que, operaciones anteriores de la OTAN, como sobre la ex Yugoslavia por ejemplo, se hicieron sobre decisiones previas a los “hechos”.
    ¿Cuál libertad? ¿Cuál democracia?
    Digan lo que quieran, pero esto es claramente una agresión contra una nación soberana. El pretexto de proteger civiles (armados y, por lo tanto, sediciosos), y que representan ni al 5% de la población, es solo eso. La legalidad de lo ONU hace tiempo que está en cuestión. (¿Y Barheim?)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.