Berlusconi presentará su renuncia tras aprobar reformas de ajuste

Una vez cumplidas las medidas económicas solicitadas por la Unión Europea para estabilizar la economía italiana, Silvio Berlusconi pondrá su cargo a disposición del jefe del Estado, Giorgio Napolitano,  que procederá a las consultas habituales para formar un nuevo gobierno.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, anunció este martes que presentará la renuncia a su cargo una vez que las reformas económicas solicitadas por la Unión Europea sean aprobadas por el Parlamento.

‘Il Cavaliere’ aseguró que la única posibilidad que contempla para superar la actual situación en Italia es convocar elecciones anticipadas, aunque esta decisión depende del presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Berlusconi sostuvo una reunión de una hora con Napolitano, en la que adelantó su disposición a dimitir, tal como lo exige la oposición.

De acuerdo a una nota oficial del presidente de la República italiana, durante la reunión Berlusconi le expresó a Napolitano, “una gran preocupación por la urgente necesidad de dar respuestas puntuales a las expectativas de los socios europeos con la aprobación de los presupuestos de 2012, oportunamente enmendados siguiendo la contribución más reciente con observaciones y propuestas de la Comisión Europea”.

El comunicado añade que, “una vez cumplido ese trámite, el presidente del gobierno (Berlusconi) pondrá su cargo a disposición del jefe del Estado, que procederá a las consultas habituales (para formar un nuevo gobierno) dando máxima atención a las posiciones y propuestas de cada fuerza política, ya sea de la mayoría parlamentaria que salió de las elecciones de 2008 como de la oposición”, citó la agencia InfoBae.

Previo a la reunión, Berlusconi había constatado en la Cámara baja la pérdida de la mayoría absoluta, luego que algunos de los diputados de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), le exigieran la renuncia para que un nuevo Ejecutivo consiguiera sacar adelante las medidas económicas necesarias.

El líder de la oposición, Pier Luigi Bersani, había pedido la dimisión de Berlusconi, argumentando que Italia corre un riesgo real de perder acceso a los mercados financieros después de que los rendimientos de los bonos del Gobierno se acercaran al 7 por ciento, cifra considerada como muy riesgosa.

Con el anuncio del primer ministro se espera poner fin a varias semanas de incertidumbre económica y política en Italia, país que se mantiene en una inestabilidad financiera, con una deuda pública del 120 por ciento del PIB.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.