Bautizan asteroide con el nombre de joven detenida desaparecida en Argentina

Ana Teresa Diego, joven estudiante de astronomía, fue detenida en 1976 durante la dictadura militar argentina. Al cumplirse 35 años desde su desaparición, su facultad universitaria decidió homenajearla y solicitó a la Unión Astronómica Internacional que bautizara un asteroide con su nombre.

Por Alex Araya Lillo

La Unión Astronómica Internacional, organismo encargado de las nomenclaturas para los diferentes cuerpos celestes, bautizó un asteroide con el nombre de “Anadiego” en honor a Ana Teresa Diego, estudiante argentina desaparecida en septiembre de 1976 en el país trasandino.

Ana Teresa Diego se desempañaba como estudiante de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad de La Plata en Argentina, y además militaba en la Federación Juvenil Comunista del vecino país. Tenía apenas 22 años en 1976, cuando fue secuestrada en las inmediaciones del recinto universitario por cuatro hombres de civil que le taparon la cabeza y la encerraron sin que, hasta ahora, se conozca su paradero.

Según la versión de sus compañeras de detención, la joven pasó por diferentes campos de reclusión manejados por la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Ana Teresa Diego se convirtió así, en parte de los miles de detenidos desaparecidos de la dictadura argentina.

El último 25 de septiembre, fecha en que se conmemoraron los 35 años de la desaparición de la joven, Adrián Brunini, decano de la facultad donde estudió la muchacha, inició la gestión ante la Unión Astronómica Internacional (UAI), encargada de la elaboración de las reglas de nomenclatura de los diferentes cuerpos celestes, para que se bautizara  con el nombre de “Anadiego” a un asteroide descubierto por un argentino.

Finalmente, el organismo científico ratificó la iniciativa y declaró que, de ahora en adelante, el asteroide identificado con el número 11441 pasa a llamarse “Anadiego”, en recuerdo a la joven desaparecida.

La Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner también dedicó palabras a Ana Teresa Diego. En su discurso de reasunción a la presidencia, la mandataria expresó que, “Ana podría estar sentada acá”, aludiendo a que ella misma pudo haber resultado desaparecida por los militares.

Según informó el Diario 24 de Argentina, el astrónomo uruguayo y miembro del Comité de Denominación de Astros Menores de la UAI, Julio Ángel Fernández, explicó que “es la primera vez que el nombre de un desaparecido por una de las dictaduras del Cono Sur se asigna a un cuerpo del sistema solar.

“Hoy, de las entrañas de la tierra, Ana Teresa renace para ocupar para siempre un lugar en el cielo, como símbolo y recuerdo de la barbarie de ayer y advertencia de que no se vuelva a repetir en el mañana”, declaró el experto.

La historia de Ana Teresa Diego es recopilada en el documental “Polvo de Estrellas” que puede encontrarse en You Tube. En el cortometraje, sus amigos la califican como una persona sumamente inteligente y “solidaria hasta en los momentos más difíciles”.

Quienes la conocieron mencionan además un relato que la vincula con una estudiante de Chile. “Ella estaba compartiendo habitación con una chica chilena y cuando le preguntaron donde vivía, mintió la dirección para no delatar a esa otra chica. Eso le valió una paliza, otra paliza más”. Así lo recuerda Nora Ungaro, hermana de un adolescente secuestrado en la denominada Noche de los Lápices.

Por su parte, Zaida Franz, madre de la joven desaparecida, decidió expresar su agradecimiento por el homenaje astronómico, mediante una carta abierta a la comunidad. (Ver párrafos siguientes)

Carta abierta a Ana Teresa Diego

“Por fin puedo comunicarme con vos, ahora tengo un lugar donde encontrarte. Te diré que la Facultad de Astronomía, a la que agradezco, presentó a La Unión Astronómica Internacional la posibilidad de que un asteroide lleve tu nombre. Y fue aprobado.” 

“El día de la asunción de la presidenta, en el inicio de su discurso: te mencionó y contigo a todos los desaparecidos. Lo que indica su sensibilidad hacia la injusticia. En estos tiempos empezaron a ocurrir cosas muy distintas: hoy la justicia está juzgando a los responsables del genocidio, ¿quién lo hubiera creído?” 

“Te cuento que en los últimos años hubo muchos cambios. Gracias a la democracia nuevamente los jóvenes están comprometidos con la transformación social a través de la política, buscando hacer realidad las inquietudes que compartiste con tus compañeros.” 

“Con respecto a la familia, Alejandra y Daniel están bien. Lo mismo tus seis sobrinos. Y de mí, que te puedo decir, enfrentando la vejez. Como siempre, con muchos bríos, muy involucrada en las cuestiones sociales. Mi mente funciona muy bien, no así mi físico, estoy casi ciega y la artrosis, sin mi permiso invade mis articulaciones. Dentro de mis actividades actuales, integro la Comisión del Consejo de Administración de Centro Educativo para la Producción Total N° 12, que trabaja en Educación y en Desarrollo Local. Ahí aprenden y conviven chicos y profesores en base al amor al respeto. Hace unos años, a partir de una charla que les di, surgió la idea de realizar un documental sobre tu vida que se llama Polvo de Estrellas. Te la recomiendo, si tenés internet, mirala ja, ja, ja!!.”

“Cierro los ojos y te veo como una lucecita en el asteroide junto a todos los desaparecidos que nos miran y saludan sonrientes. Los siento que están bien, alegres esperando y confiados en que esta humanidad va encontrar el camino de vivir en paz, solidaridad y armonía.” 

“Seguramente te llegarán mis cartas y la de otros familiares de compañeros tuyos, porque ahora todos tenemos un destino donde hacerlo.” 

“Los quiero mucho, especialmente a vos, un gran abrazo.” 

Zaida 
Villa Ventana

Imagen: Ana Teresa Diego

2 Comentarios
  1. Raùl Peralta dice

    Puta que son grandes los argentinos, nos llevan años luz.

  2. 7_of_9 dice

    Raúl , Así es me temo. Bien por los Argentinos, mal por nosotros que como sociedad no hemos tenido las pelotas para darles reconocimiento a los caídos por la cobardía y brutalidad de los asesinos protegidos por un Estado abyecto y enfermo, y menos hemos tenido el coraje y aplomo para darles su merecido a todos los criminales, no solamente a los que los mas poderosos dejaron como cabezas de turco para cubrir el anonimato de los cabecillas. Todos sabemos cuantos de ellos andan felices por las calles y detentan incluso puestos de privilegio tanto publicos como privados. Todos sabemos cómo entre ellos se felicitan y homenajean por los que consideran actos de hombría y patriotismo, lo único “excitante” realizado en sus malditas vidas. Pobre Chile, aun tiene un largo camino que recorrer para alzarse digno y limpio de toda esa lacra aun soberbia y prepotente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.