Francois Hollande derrota a Sarkozy en ballotage y es el nuevo presidente de Francia

El socialista, que obtuvo el 51,7 por ciento de los sufragios, dijo que “los franceses han elegido el cambio” y que éste empezaba “ahora”. El derrotado ex mandatario le deseó “buena suerte”. Holanda, durante su campaña, llamó a la unidad, a la reconciliación de los franceses y a un pacto de crecimiento europeo y no solo de estabilidad.

Millones de franceses acudieron ayer a las urnas para elegir en ballotage a su próximo jefe de Estado y se inclinaron mayoritariamente por el socialista Francois Hollande, quien gobernará el país por los próximos cinco años, convirtiéndose así en el séptimo presidente de la Quinta República francesa.

Hollande, al ratificar su triunfo, habló desde la plaza de la Catedral de Tulle y dijo que “El cambio que os propongo empieza ahora”. Luego se trasladó a París. “Me comprometo a servir a mi país con la entrega y ejemplaridad que requiere esta función”, señaló el mandatario electo.

Su contrincante, Nicolás Sarkozy, le deseó “buena suerte”. “Francia tiene un nuevo presidente, es una elección democrática, republicana” y “debe ser respetado”, dijo ante cientos de simpatizantes reunidos en una sala de conferencias en el centro de París. “He sufrido mucho porque la función que represento no haya sido respetada”, señaló el mandatario francés al agregar que “he hablado con él (Hollande) y le he deseado buena suerte”. “Deseo de todo corazón que Francia pase con éxito estas pruebas, es nuestro país, es Francia… tenemos que pensar exclusivamente en la felicidad de Francia, en su grandeza”. Y afirmó que “nunca” olvidará el honor de presidir el país y admitió: “no he logrado convencer a una mayoría de franceses (…) no he logrado hacer ganar los valores que he defendido con vosotros”.

Hollande, durante su campaña, llamó a la unidad, a la reconciliación de los franceses y a un pacto de crecimiento europeo y no solo de estabilidad. Consiguió paso a paso el apoyo de toda la izquierda, más el del ex gaullista presidente Jacques Chirac y el de su ex ministro de Educación, el centrista François Bayrou, que reaccionaron ante la violencia del discurso sarkozista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.