Robo de bebés: condenan a 50 años de prisión a ex dictador argentino

El Tribunal Oral Federal 6 halló culpable al dictador Jorge Rafael Videla y fue condenado a reclusión perpetua al unificarse la pena de 50 años de prisión por el robo de bebés de desaparecidos y otras sentencias por crímenes de lesa humanidad. Por su parte, Bignone recibió la pena de 15 años, mientras que “El Tigre” Acosta 30 años de prisión.

Por INFOnews

El Tribunal Oral Federal 6, integrado por María del Carmen Roqueta, Julio Panelo y Domingo Altieri, dio su veredicto en el juicio oral que se inició el 28 de febrero de 2011 en los tribunales de Retiro por el robo sistemático de bebés durante la última dictadura militar.

El dictador Jorge Rafael Videla fue condenado a 50 años de prisión al quedar involucrado en 20 casos, mientras que Reynaldo Bignone, el último presidente de la dictadura militar que gobernó entre 1976 y 1983, fue hallado partícipe necesario del ocultamiento de menores en 31 oportunidades y recibió una sentencia de 15 años de cárcel.

Genocidas a la espera de una nueva sentencia.

En tanto, Jorge “Tigre” Acosta recibió 30 años, Antonio Vañek 40, Santiago Riveros 20, Jorge Magnaco 10, y Antonio Azic 14, al ser autores y co-autores penalmente responsable de los delitos de sustracción, retención y ocultamiento de menores de 10 años haciendo incierto su destino.

Por su parte, Víctor Antonio Gallo fue condenado a 15 años por el delito de falsedad ideológica de un instrumento público destinado a acreditar la identidad de las personas; mientras que Susana Colombo recibió 5 años por la retención y ocultamiento con supresión del estado civil del niño que adoptó ilegítimamente.

Además, el tribunal decidió revocar las excarcelaciones que tenían Videla, Colombo, Azic y Riveros, y rechazo de los pedidos de arresto domiciliario.

Durante la dictadura que encabezó Videla, tras el golpe militar del 24 de marzo de 1976 contra María Estela Martínez de Perón, Isabelita, desaparecieron más de 10 mil personas, según informes oficiales, siendo una práctica habitual el robo de bebes o la adopción ilegal de aquellos que nacían en cautiverio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.