Finlandia: ejecutivos de fabricante de armas procesados por corrupción

Se habría ofrecido y pagado coimas a autoridades civiles y militares de Eslovenia, incluyendo al Primer Ministro en ejercicio Janez Janza y el vicejefe del estado mayor del ejército, para adjudicarse un millonario contrato en el 2006.

Por Marco Ficieri (Especial para EP)

(PARIS) Seis empleados de alto nivel del fabricante finlandés de material bélico “Patria” fueron sometidos a proceso el pasado 18 de diciembre, en Helsinski, bajo cargos de pago de sobornos o coimas y de espionaje corporativo durante la gestión de un contrato para proveer a las fuerzas armadas de Eslovenia con vehículos blindados.

Entre los seis procesados por la justicia finlandesa se incluyen dos ex gerentes generales del grupo industrial Patria y de su división de fabricación de vehículos militares Patria Vehicles.

Esta empresa se adjudicó un contrato para proveer 135 vehículos blindados al ejército esloveno en el 2006, durante el primer periodo de gobierno del Primer Ministro Janez Janza.

La compra formaba parte de los esfuerzos de Ljubljana para modernizar sus fuerzas militares, tras la admisión de Eslovenia –que formó parte de la ex Yugoeslavia- como miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el 2004.

Tras la decisión de someter a proceso a los seis ejecutivos de Patria, la Fiscalía Nacional de Finlandia señaló que “los acusados son sospechosos de haber participado de la oferta o entrega de sobornos, en la forma del pago de comisiones mediante intermediarios, a cambio de la intervención de funcionarios y oficiales militares de Eslovenia”.

El comunicado también subrayó que “estas personas, incluyendo entre otros al Primer Ministro y el Vicejefe del Estado Mayor General de la Defensa de Eslovenia, fueron consideradas por tener la capacidad de influenciar el procedimiento de adquisición de los vehículos militares”.

Los sobornos o coimas prometidas correspondían al 10 por ciento del valor del contrato, lo que, según la Fiscalía Nacional de Finlandia, “excedía los 212 millones de dólares”, aunque sólo una parte menor de esas coimas fueron pagadas antes de descubrirse la situación.

Janez Janza, que inició su segundo periodo como Primer Ministro de Eslovenia en febrero pasado, y que está siendo investigado respecto de este asunto por la justicia de su país, ha rechazado las acusaciones, calificándolas de “farsa”.

La compra de vehículos militares fue cancelada en septiembre, cuando sólo habían entregado treinta maquinas.

Durante la investigación realizada por la Fiscalía Nacional de Finlandia, documentos que contenían “secretos comerciales” de Steyr Daimler Puch, un competidor austriaco de Patria Vehicles, fueron encontrados en posesión de los ejecutivos encausados por la justicia de ese país.

La situación configura un delito de espionaje corporativo, pero “los acusados han negado todo hasta ahora”, señaló la Fiscalía.

La decisión y transparencia con que las autoridades de Finlandia han permitido que se investigue el caso contrastan con la actitud de la cercana Suecia, cuyas autoridades no han querido investigar casos que involucran a fabricantes locales de material bélico que habrían pagado sobornos en países como India, República Checa, Hungría y Sudáfrica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.