Malvinas: Argentina denunció a Gran Bretaña por el envío de submarinos nucleares

El gobierno de Cristina Fernández acusó hoy a Londres de transportar en submarinos armamento nuclear a las Islas y violar así los tratados internacionales que establecen que esta zona debería estar desmilitarizada. En Chile, el embajador Jon Benjamin dijo que tales afirmaciones “eran falsas”.

Por INFOnews y El Periodista

“Nos encontramos en una etapa precaria de implementación del tratado de Tlatelolco, que prohíbe completamente el armamento nuclear en América Latina y el Caribe. Esta precaria implementación es desafiada por el Reino Unido”, manifestó el secretario de Relaciones Exteriores de la República Argentina ante la Conferencia de Desarme de la ONU, Eduardo Zuain.

En Santiago, mientras tanto, el embajador de Gran Bretaña, Jon Benjamin, sostuvo a través de twitter que dichas acusaciones “eran falsas”. Consultado en la misma red social sobre la posibilidad de que un submarino nuclear inglés se encontrará en la zona, el diplomático dijo que “no comentamos sobre donde están y nunca lo hace ningún país con tales submarinos”

El funcionario argentino responsabilizó a Londres de incrementar en forma injustificada la presencia militar en el Atlántico Sur, a partir de los “desplazamientos de submarinos con capacidad de portar armamentos nucleares en la zona desnuclearizada”.

El Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe -conocido como Tratado de Tlatelolco- es un acuerdo internacional que establece la desnuclearización del territorio de América Latina y el Caribe y que entró en vigencia el 25 de abril de 1969.

“La República Argentina está especialmente preocupada por la posibilidad, confirmada por primera vez por el Gobierno británico en 2003, de que estuviera introduciendo armamento nuclear en el Atlántico Sur”, señaló Zuain, que agregó que el Gobierno argentino lamenta profundamente que el Reino Unido haya desoído las denuncias formuladas sobre esta situación.

“Deploramos que el Gobierno británico no haya brindado hasta la fecha clarificaciones solicitadas sobre los incidentes denunciados, ni haya ofrecido hasta el momento información alguna que permitiera corroborar o desmentir recientes desplazamientos de submarinos nucleares con capacidad de portar armamento atómico”, expresó.

Por otro lado, Zuain criticó el hecho de que las Malvinas esté entre los territorios más militarizados del mundo, con más de mil 500 efectivos militares británicos y una población civil de 3 mil.

“Tal despliegue incluye la presencia de un poderoso grupo naval, aviones de combate de última generación, un importante centro de comando y control, y una base de inteligencia electrónica que permite ‘monitorear’ el tráfico aéreo y naval de la región”, añadió.

Zuain dijo que la importante presencia británica en áreas disputadas del Atlántico Sur preocupa no sólo a Argentina, “sino también a los países de la región y fuera de ella, como lo demuestran pronunciamientos de la Cumbre Iberoamericana, la Unión de Naciones Americanas (UNASUR), el Mercosur, el Grupo Río o la Cumbre de Países de América del Sur y Países Árabes (ASPA)”.

Por otro lado, The Sundays Times que aseguró que la Argentina está construyendo un misile que “podría amenazar” a las “Falklands”, tal la denominación británica para el archipiélago.

De acuerdo al artículo firmado por Mark Hookham y David Leppard, el gobierno argentino está “desarrollando tecnología misilística que podría amenazar a las Falklands Islands al mismo tiempo en que sus relaciones con Irán -que tiene significantes capacidades en misiles- parecen ser cálidas”.

Consultado en Santiago el embajador Jon Benjamin, sostuvo a través de twitter que dichas acusaciones “eran falsas”. Consultado en la misma red social sobre la posibilidad de que un submarino nuclear inglés se encontrará en la zona, el diplomático dijo que “no comentamos sobre donde están y nunca lo hace ningún país con tales submarinos”.

El 19 de febrero zarpó de la ciudad de Plymouth la fragata HMS Argyll para llegar durante el plebiscito que los kelpers realizarán el 10 y 11 de marzo para decidir si continúan bajo dominio inglés.

Según consignó el diario Ámbito Financiero de Argentina, se prevé que la embarcación reemplace al destructor HMS Edinburgh que actualmente custodia el archipiélago en la misión conocida como “Patrulla atlántica sur” (Atlantic Patrol Task South).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.