Asumió Francisco: “El verdadero poder es el servicio humilde”

El Papa recorrió la Plaza San Pedro en un papamóvil descubierto, saludando a los fieles. Miles de personas lo recibieron con algarabía. Ritos y actos solemnes utilizados desde la reforma del Concilio Vaticano II formaron parte de la ceremonia de consagración. Luego, comenzó a saludar a los mandatarios del mundo.

Por INFOnews/El Periodista

El papa Francisco encabezaba esta mañana en el Vaticano la misa de inicio de su pontificado, ante arzobispos y obispos, jefes de Estado y representantes oficiales de más de 132 países.

A la entrada de la Basílica de San Pedro y a la izquierda estaban ubicados los arzobispos y obispos, y las delegaciones de otras iglesias y confesiones cristianas, mientras que a la derecha, los enviados de distintos países, entre ellos el presidente Sebastián Piñera.

Tras recorrer la Plaza San Pedro en un sencillo papamóvil descubierto y detenerse en una oportunidad para saludar a una persona enferma que se encontraba entre los miles de fieles que se acercaron al Vaticano, se inició la ceremonia ritual en la Basílica de San Pedro.

Poco más tarde, el Sumo Pontífice, en procesión, subió a la basílica para salir a la Plaza de San Pedro, donde el cardenal protodiácono, Jean Louis Tauran, le colocó el palio y el decano, Angelo Sodano, le entregó el anillo del Pescador que, como signo de austeridad, Francisco dispuso que sea de plata dorada, en lugar de una joya de oro.

Luego, el Papa Francisco comenzó la homilía de la misa de su pontificado, donde dijo que “el verdadero poder es el servicio” y, en particular, “especialmente a los más pobres, los más débiles, los más pequeños, el hambriento, el sediento, el forastero, el desnudo, el enfermo y el encarcelado”.

El Santo Padre afirmó que también él mismo, como nuevo pontífice, “debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe”.

“Custodiar a Jesús con María, custodiar toda la creación, custodiar a todos, especialmente a los más pobres, custodiarnos a nosotros mismos. He aquí un servicio que el Obispo de Roma está llamado a desempeñar, pero al que todos estamos llamados, para hacer brillar la estrella de la esperanza”, concluyó su mensaje, seguido por un impresionante silencio en la Plaza San Pedro y luego acompañado con un fuerte aplauso.

El papa exhortó a los fieles a no tener miedo de la bondad, de la ternura, que -dijo- “no es la virtud de los débiles sino más bien todo lo contrario, denota fortaleza de ánimo y capacidad de atención, de compasión, de amor”.

Tras iniciar oficialmente su Pontificado, el papa Francisco saludó a los representantes y mandatarios de los más de 120 países que enviaron una delegación para la ceremonia.

Vendrá a Chile

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, tras participar junto a su señora, Cecilia Morel, en la ceremonia, anunció hoy que el Papa tiene en sus planes visitar Chile, en una fecha por definir.

“Tuve la oportunidad de invitar al Papa a visitar Chile, y él, con una sonrisa muy cariñosa, ratificó que nos iba a visitar”, comentó el Mandatario. En esa línea, manifestó que “yo espero que cuando el Papa visite Argentina, que es tradicional que los Papas visiten su país de origen, visite también Chile. Eso se lo comenté a la Presidenta (Cristina Fernández), y fue lo que le pedí personalmente al Papa, y él, con una sonrisa llena de alegría, me dijo que nos iba a visitar”.

Agregó que durante su breve encuentro con el Pontífice, “nos preguntó por los rosarios que queríamos que nos bendijera y de quiénes eran. Le dijimos que eran de nuestros nietos. Nos preguntó cómo se llamaban nuestros nietos, y bendijo con mucha cercanía y con mucho cariño”.

El Jefe de Estado dijo que “fue una ceremonia que uno nunca va a olvidar, que tiene un profundo significado, no solamente para América Latina, sino que para los católicos, los cristianos y todos los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo entero”.

Recalcó que “la Iglesia está viviendo tiempos difíciles y tiene que acercarse a la gente y también recuperar la confianza y la credibilidad”, subrayando que “el Papa Francisco está absolutamente comprometido con esa causa, y él tiene todas las cualidades necesarias para una Iglesia cercana a los débiles, a los pobres y a los más necesitados”.

En ese sentido, el Presidente Piñera destacó que el Papa “ratificó ese compromiso durante su homilía, y pienso que es muy providencial que tengamos un Papa que refleja tan bien las necesidades de la Iglesia: primer Papa de América Latina, que es el continente que más católicos tiene en el mundo; primer Papa Jesuita, una orden que ha hecho una contribución tan grande; primer Papa Francisco, y eso recuerda a San Francisco de Asís, que fue el santo de los sencillos, los humildes y los pobres”.

De igual modo, sostuvo que el Papa Francisco “marcó un camino para sí mismo, para la Iglesia y también marcó un camino para los que tenemos responsabilidades por ejercer cargos públicos, ese camino de sencillez, de buscar el diálogo, de buscar los acuerdos, de dejar de lado la odiosidad y los desencuentros”.

Al respecto, señaló que “es un mensaje muy necesario y muy oportuno, porque el mundo enfrenta problemas muy grandes, y sin duda que con las divisiones y las odiosidades, no vamos a llegar a ninguna parte”, precisando que “incluso para Chile ese mensaje, ahora que vamos a enfrentar un año electoral, es un mensaje muy profundo y, además, muy oportuno”.

También participaron de la misa inaugural delegaciones de otras religiones y una multitud de fieles católicos, en la jornada inicial del ministerio petrino a cargo de Francisco, el primer Papa de América Latina y jesuita.

1 comentario
  1. Miguel Sanfurgo L dice

    Estoy feliz por su humildad y la cercanía
    con la gente que sufre el rigor de este
    sistema $$$$$$ pero no puedo dejar de sentir
    temor por su integridad física pues el ir
    contra el sistema del $$$$$ es muy complicado
    con afecto

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.