Dictadura argentina dio napalm a Bolivia para combatir al Che Guevara

cheDocumentos desclasificados de las Fuerzas Armadas de Brasil indican que el gobierno de facto argentino proveyó a La Paz de un imponente arsenal dos meses antes de que el guerrillero fuese capturado y ejecutado.

Por INFOnews

La dictadura argentina de Juan Carlos Onganía (1966-1970) proveyó más de 100 bombas de napalm y otros armamentos al gobierno de facto de Bolivia para combatir a la guerrilla comandada por el legendario Ernesto “Che” Guevara.

Así lo reveló ayer una serie de archivos desclasificados en otro de los países que en aquel entonces era gobernado por los militares: Brasil. Los mismos documentos sostienen que la dictadura del gigante latinoamericano montó un plan para espiar a todas las naciones de la región durante los años setenta.

En base a informes producidos por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Brasil durante los años de plomo (entre 1964 y 1985), el diario O Estado de Sao Paulo publicó un artículo en el que indicó que el dictador boliviano René Barrientos, apoyado por la CIA para perseguir al Che Guevara, recibió apoyo militar de Argentina para lograr ese objetivo.

Un facsímil de los documentos de inteligencia brasileña indica que Onganía proveyó a Bolivia con un verdadero arsenal: 250 fusiles FAL, 200 pistolas calibre 45, 30 mil cartuchos calibre 45, 100 bombas napalm de 100 kilogramos, 50 bombas de 50 kilogramos y 5000 cartuchos calibre 50.

El informe está fechado el 31 de agosto de 1967, menos de dos meses antes de que el Che fuese capturado y ejecutado en La Higuera, el 9 de octubre de ese año, tras una frustrada expedición de cuño foquista.

De acuerdo con los documentos desclasificados, Brasil temía que una victoria guerrillera en Bolivia afectara sus intereses en el vecino país, con el que mantiene 3 mil 400 kilómetros de frontera.

Guevara representaba una amenaza para el gobierno del por entonces presidente de facto, Artur da Costa e Silva, por la posibilidad de expansión de una guerrilla con carácter “nítidamente internacionalista”.

“La existencia de un foco guerrillero, de inspiración nítidamente internacionalista, en un área vecina a la frontera nacional es un hecho indiscutible y por tanto merecedor de un atento acompañamiento por parte del gobierno brasileño”, señala uno de los archivos que tomó estado público.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.