Falleció intelectual argentino Ernesto Laclau, referente del pensamiento kirchnerista

LaclauTenía 78 años y se encontraba en España, donde había ido para una conferencia. Era uno de los máximos referentes del pensamiento kirchnerista. Entre los textos más relevantes que publicó se encuentran La Razón Populista, de 2005, Debates y Combates, de 2008 y Hegemonía y estrategia socialista, de 1987, junto a Mouffe.

Por Info News

El teórico político Ernesto Laclau falleció esta mañana, a los 78 años, de un infarto en la ciudad española de Sevilla, adonde había acudido para brindar una conferencia, acompañado de su mujer, Chantal Mouffe, informó su familia.

La familia del autor de “La razón populista” y “Hegemonía y estrategia socialista” y miembro del espacio “Carta abierta” quiere repatriar sus restos para que descansen en Argentina.

Invitado por el agregado cultural de la embajada argentina en España, Jorge Alemán, para brindar una conferencia esta tarde, Laclau había iniciado el día bien temprano con un paseo por las calles de Sevilla y un baño en la pileta, cuando se produjo el infarto que provocó su muerte.

Según aseguraron sus familiares, el catedrático no sufría problemas de salud y el infarto se dio por razones naturales. Sus seres queridos destacaron también que el intelectual argentino residente en Londres desde 1969 falleció acompañado por su familia.

Laclau tuvo una destacada actividad intelectual y en los últimos años reivindicó el concepto de populismo, pensándolo como una forma favorable al sistema democrático.

En 2012, la presidenta Cristina Fernández le ofreció ser embajador argentino en Francia, pero lo rechazó, tal como había sucedido con una propuesta anterior del gobierno kirchnerista para que ocupara el mismo cargo en Londres.

Considerado un referente postmarxista desde los inicios de su carrera, se había graduado en 1964 como licenciado en Historia en la Universidad de Buenos Aires y luego se doctoró en la Universidad de Essex, Inglaterra.

En ese país, donde residía desde 1969, vivía junto a su esposa, Chantal Mouffe, y desarrolló buena parte de su actividad intelectual y académica. Actualmente dictaba clases en la Universidad de Esexx sobre teoría política.

Laclau formó parte del grupo kirchnerista Carta Abierta y junto a Horacio González y Ricardo Forster era el más destacado de los referentes intelectuales del gobierno, al que defendió en reiteradas ocasiones.

Entre los textos más relevantes que publicó se encuentran La Razón Populista, de 2005, Debates y Combates, de 2008 y Hegemonía y estrategia socialista, de 1987, junto a Mouffe.

Tras el golpe de Estado de 1955, Laclau formó el grupo Contorno, junto con Eliseo Verón, entre otros intelectuales, fue ayudante del sociólogo Gino Germani y creador, junto a José Luis Romero, de la materia Historia Social en la facultad de Filosofía y Letras de la UBA. En los 70 recibió una beca para estudiar con el historiador marxista Eric Hobsbawn.

Además, Laclau fue un formador de investigadores en el área de lenguaje analítico para el estudio de las ideologías y los discursos políticos.

En su última entrevista concedida a la agencia Télam, el intelectual había afirmado que “el gobierno produjo cambios y generó políticas que difícilmente puedan ser revertidas si una opción de derecha se impone en las elecciones de 2015”.

Su última entrevista a un medio argentino

El intelectual, fallecido hoy en Sevilla, brindó el 17 de febrero una última entrevista con Télam. El reportaje completo.

“El gobierno produjo cambios y generó políticas que difícilmente puedan ser revertidas si una opción de derecha se impone en las elecciones de 2015″, señaló Laclau en declaraciones a Télam.

El politólogo agregó, a modo de ejemplo, que no cree que “si (Mauricio) Macri tiene la suerte de convertirse en presidente se anime a terminar con la Asignación Universal por Hijo, por citar un caso”, apuntó.

De todos modos, el académico que reside en Londres desde 1969, consideró que el modelo que lidera la presidenta Cristina Fernández de Kirchner libra “una guerra de posiciones, y que para salir bien de ella debe profundizar el sentido de las políticas que implementa”.

“Cuando hablo de `guerra de posiciones` me refiero a un proceso cuyos resultados se verifican en el largo plazo. Por eso, para asegurar esta etapa de la contienda de ideas, el gobierno debe animarse dar pasos audaces. Creo que la creación de una Junta Nacional de Granos sería una buena medida en el contexto actual”, afirmó.

Laclau aseguró además que se siente “identificado” con los postulados que los integrantes de la agrupación Carta Abierta expusieron en un documento dado a conocer el pasado fin de semana.

“Argentina debe impulsar su desarrollo y para ello es necesario que el Estado se apropie de buena parte de los recursos que generan las exportaciones para impulsar la industrialización. Ese es el camino que debe seguirse para corregir las desigualdades”, señaló.

En ese sentido, el profesor de la Universidad británica de Essex remarcó que “el kirchnerismo aún representa la izquierda real” del país, ya que -a su entender- es “la única fuerza que se encuentra en condiciones de confrontar con el poder corporativo”.

“En término de política real, el kirchnerismo sigue siendo lo que está más a la izquierda, pues tiene vocación de confrontar con el poder. Claro que eso no quiere decir que todos los actores que componen ese espacio sean de izquierda”, evaluó.

Para Laclau, la democracia conlleva una idea de confrontación que “debe ser encausada en el marco de un juego institucional, y en este contexto, debe darse la batalla por las ideas”.

“Sigo creyendo en una sociedad donde existen visiones a la izquierda y a la derecha. En la democracia eso se resuelve en el marco de las elecciones, donde se desenvuelve la lucha ideológica”, explicó.

En relación a la situación que atraviesan los procesos populares en América latina, Laclau estimó que algunos “gobiernos están en los límites de las experiencias que emprendieron y en algunos casos, necesitan reformularse”.

“Las experiencias populares, de izquierda y centroizquierda que tuvieron lugar en América latina afrontan los desafíos de las trasformaciones que emprendieron desde hace algunos años. Estas propuestas necesitan, en algunos casos, reinventarse para ir por más. De todos modos, estoy convencido de que en nuestro continente, nada está perdido y hay mucho por ganar”, subrayó.

En cuanto a la situación que atraviesa Europa, consideró que Alemania es la nación que impone “el sentido de un ajuste estructural en el resto de la Comunidad, pero reconoció que “todavía no se verifican opciones políticas radicales que ofrezcan opciones al neoliberalismo”.

“Alemania es en Europa la impulsora de las medidas monetaristas e impone sus condiciones a las naciones del sur del continente. Creo que este año en Grecia puede haber novedades. Seguramente el gobierno conservador caiga y la coalición de izquierda Syriza gane las elecciones. Eso puede abrir un panorama interesante que puede trasladarse a otros países”, estimó.

Y en ese sentido, agregó: “En España y en Italia, el descontento ante la crisis no puede ser encausado en términos de expresiones políticas. Lo mismo pasa en el Reino Unido, donde el ajuste genera más desánimo que indignación”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.