Ex esposa de presidente francés se venga de la “traición”

valerie_trierweiler_libro_hollande_francia_1Valérie Trierweiller juró destruir a François Hollande y ahora publicó un libro que cuenta muchas intimidades de la ex pareja. Récord de ventas y fuerte impacto político.

Cuando la revista del corazón Closer publicó las escapadas secretas del presidente francés, François Hollande, para encontrarse con su amante, la reconocida actriz Julie Gayet, la primera dama, la periodista Valérie Trierweiller, le juró venganza. “Te destruiré”, le dijo amenazante y no tardó en cumplir su promesa. Se tomó su tiempo y escribió un libro que está batiendo récords de ventas. Merci pour ce moment (“Gracias por este momento”) es un relato indiscreto de la vida íntima de su antiguo compañero.

Uno de los tramos más jugosos, que sigue poniendo en jaque a Hollande en uno de los momentos más difíciles de su gestión –con una valoración de apenas un 13 por ciento–, es el que cita: “Se presenta como el hombre al que no le gustan los ricos. En realidad, no le gustan los pobres. Él, hombre de izquierdas, les llama en privado los desdentados, muy orgulloso de su sentido del humor”, dice Trierweiller. El impacto fue tal que el hashtag lessansdents causa furor en las redes sociales.

En la cumbre de la OTAN, Hollande tuvo que responder a la grave acusación y señaló: “Nunca aceptaré que se cuestione el compromiso de toda mi vida política. Yo estoy al servicio de los franceses y, especialmente, al servicio de los más pobres y los más necesitados”. Tal fue el impacto que hasta la primera esposa de Hollande, la ministra Ségoléne Royal, madre de los cuatros hijos del presidente, salió al ruedo a defenderlo. Es conocido el odio entre ambas mujeres. En 2012, cuando Hollande decidió apoyar públicamente a su ex mujer, Trierweiller salió a bancar al rival de la actual ministra. Obsesiva y compulsiva, contó que cuando se enteró de la infidelidad de su marido intentó olvidarse de todo tomando somníferos.

1 comentario
  1. Marisol Aliaga dice

    La venganza es dulce 🙂

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.