Las razones del fuerte respaldo a Evo Morales

Evo MoralesSegún el FMI, Bolivia es el país que más crecerá en 2014. La nacionalización de los hidrocarburos permitió un reparto más equitativo de los ingresos y el decidido impulso a la sociedad.

Por Info News

Datos insospechables, como los de la ONU o el FMI, y una profunda concepción social de la política, explican la arrolladora votación a favor de Evo Morales. Según Tiempo Argentino, días antes del comicio, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo destacó que Bolivia fue el país que más redujo la pobreza en Sudamérica.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola y el Programa Mundial de Alimentos, por su parte, dijeron que el país es “un caso excepcional en toda América Latina, donde los ingresos del 40% de los más pobres aumentaron tres veces más que la media nacional, y el índice de desnutrición cayó del 38% en 1990-92 al 19,5% en 2012-14.

Las reservas bolivianas treparon a U$S 13 mil millones y los depósitos bancarios locales al 69%.

El 8 de octubre habló el FMI, y dijo que la economía boliviana liderará este año el crecimiento en América Latina y se ubicará en segundo lugar en 2015. En su informe semestral, el organismo dio cuenta de que el PBI de Bolivia crecerá un 5,2% en esta gestión y el 5% en 2015, una décima por debajo de Perú (5,1 por ciento).

A diferencia de otras economías, el país mantiene un ritmo de crecimiento que en los tres últimos años ha llegado en promedio al 5,71 por ciento. En 2011 aumentó el 5,17%, en 2012 llegó al 5,18% y en la gestión pasada se registró un índice de 6,78 por ciento. Con una mínima diferencia, el informe del FMI coincide con un reporte anterior de la CEPAL.

Distintos análisis coinciden en en que los buenos resultados económicos se sustentan, básicamente, en el desarrollo de su nacionalizado sector energético (petróleo crudo y gas) y de la mano del alza de los precios globales de las commodities. Así, además del PBI, Bolivia ostenta otros logros, como el alza de las reservas, la apreciación de la moneda y superávit fiscal.

A modo de ejemplo, el vicepresidente Álvaro García Linera auguró recientemente que en 2025 la economía boliviana se equiparará a la de Chile: “En 2005 el país trasandino tenía trece veces más riqueza que Bolivia; en 2013 esa diferencia era de ocho veces y, de seguir el ritmo en 2025, la diferencia será uno a dos, o uno a uno”.

En 2006 el Estado boliviano manejaba el 15% de la economía. Eso empezó a cambiar con la puesta en marcha del programa de nacionalizaciones focalizado en las áreas de hidrocarburos, telecomunicaciones, minería, electricidad, aeronáutica y producción cementera. El cambio en la matriz económica fue tan profundo que, menos de diez años después, el Estado controla el 35% de la actividad productiva.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.