Graves acusaciones de tortura contra la CIA

TorturaLa polémica se desató luego de que el Senado de los Estados Unidos difundió un informe sobre las prácticas en las investigaciones, en el que se denuncia crueldad, abuso, brutalidad y mentira por parte de agentes.

Por InfoNews

El Senado de los Estados Unidos inició la difusión del informe sobre la práctica de tortura en las investigaciones posteriores a los ataques terroristas de septiembre de 2001. La polémica que se desató tras la publicación fue automática: básicamente, en sus más de 6 mil páginas, se denuncia crueldad, abuso, brutalidad y mentira por parte de agentes de la Central de Inteligencia (CIA).

El informe habla claramente de “tortura” y da escalofriantes detalles de los métodos aplicados y de la “crueldad” que implicaba: entre ellos, el conocido “submarino” -la asfixia por hundimiento en un balde de agua- así como la “rehidratación rectal” de detenidos, con espantosas enemas.

Sin embargo, desde un primer momento, la Casa Blanca sostuvo que estas prácticas “han terminado”. El presidente Barack Obama sostuvo en su momento que apartaron al país “de sus valores morales”.

Se trata de prácticas sobre cerca de 190 detenidos. “Hemos reflexionado mucho sobre dar a publicidad o no este informe”, dijo la vocera de la comisión de Senado que trabajó en la materia, la demócrata Dianne Feinstein.

Numerosos detenidos fueron sometidos a técnicas que incluían el conocido “submarino” -la asfixia por hundimiento en un balde de agua- así como la “rehidratación rectal” de detenidos, con enemas.

“Este es un reporte demasiado importante como para dejarlo en secreto; debe servirnos para cambiar”, añadió y, pese a esto, aclaró: “Esto no significa desacreditar a la CIA” dijo Feinstein, que ponderó el “buen trabajo” de la mayoría de sus agentes.

De esta manera, el informe avanza en duras revelaciones sobre el programa secreto que puso en marcha el gobierno del presidente George W. Bush (2001-2009) para interrogar a las personas consideradas sospechosas de tener vínculos con Al Qaeda y otras organizaciones terroristas.

Numerosos detenidos fueron sometidos a técnicas que incluían el ahogamiento simulado, mantenerlos durante períodos prolongados en posiciones incómodas, impedirles dormir y otros métodos que fueron aplicados en centros de detención clandestinos manejados por la CIA y en la prisión de la base militar de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo en la isla de Cuba.

Antes de que se difundiera, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest afirmó el lunes: “Hay algunos indicios de que la publicación del informe podría provocar un mayor riesgo a instalaciones e individuos estadounidenses en todo el mundo”.

De hecho, Estados Unidos temía que la publicación prevista para hoy del informe sobre torturas de la CIA ponga en peligro sus instalaciones y personal en todo el mundo.

“Ciertamente, cabe la posibilidad de que la publicación del informe cause disturbios y, por ello, el Departamento de Defensa ha ordenado a los mandos de combate (regionales) que tomen las medidas de protección apropiadas”, señaló el portavoz militar Steve Warren.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.