Puigdemont no se da por cesado y pide una oposición democrática al artículo 155

El presidente del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, cesado por el Gobierno español, no acepta el cese y pide una “oposición democrática” al artículo 155 de la Constitución.

“Nuestra voluntad es seguir trabajando”, afirmó Puigdemont, reclamando una “oposición democrática” al artículo 155.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este sábado el cese de todo el Gobierno catalán, sin embargo Puigdemont insistió en que la voluntad de los cargos es seguir trabajando “para cumplir los mandatos democráticos”.

De sus palabras se desprendía que no acataba su cese porque “en una sociedad democrática son los parlamentos los que eligen o cesan a los presidentes”, afirmó, prometiendo que seguirán “trabajando para construir un país libre”.

“Tenemos la obligación de garantizar una sociedad que tenga menos injusticias, más igualdad, más solidaridad y más fraternidad con todos los pueblos del mundo, empezando por los pueblos de España”, señaló.

El ya expresidente quiso también trasladar un mensaje de “paciencia, paz, perseverancia y perspectiva” ante las próximas horas al pueblo catalán.

“La mejor manera de reaccionar es la oposición democrática a la aplicación del artículo 155; hemos de hacerlo perserverando en la represión y las amenazas, con una conducta cívica y pacífica, nosotros no queremos la razón de la fuerza”, insistió el líder independentista.

El viernes el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, acordó el cese del Gobierno catalán, la disolución del Parlamento de Cataluña y la convocatoria de elecciones autonómicas como medidas al amparo del artículo 155 de la Constitución para “restituir la legalidad” tras la proclamación de la República catalana. (Sputnik)

vu/ap

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.