May y Macron acuerdan responder juntos al “comportamiento agresivo de Rusia”

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, acordaron seguir reaccionando juntos al “comportamiento agresivo de Rusia”, según se desprende de una declaración de un representante de May.

De acuerdo con el representante, May y Macron mantuvieron una conversación telefónica en la cual la primera ministra dijo que es altamente probable que Rusia sea responsable del envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia.

“Discutieron una imagen más amplia del comportamiento agresivo de Rusia y acordaron que sería importante reaccionar a ello conjuntamente con los aliados”, dijo el portavoz.

Añadió también que “Macron condenó el ataque y expresó solidaridad con el Reino Unido”.

“Acordaron que los Gobiernos de Francia y el Reino Unido deben estar en estrecho contacto en el curso de la investigación incluso después de la respuesta de Rusia”, dijo.

May declaró hoy que es altamente probable que Rusia sea responsable del envenenamiento de Serguéi Skripal y su hija y dio dos días de plazo a Moscú para presentar una explicación oficial de la situación y en caso de una respuesta inadecuada prometió “medidas mucho más amplias” contra Rusia que el paquete de sanciones vigentes.

El 4 de marzo la Policía británica encontró a dos personas inconscientes en un centro comercial en Salisbury, en el condado británico de Wiltshire, aparentemente intoxicados con un agente nervioso.

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, confirmó posteriormente que se trataba de Skripal, de 66 años, y su hija, de 33 años.

Skripal fue reclutado por la agencia británica MI6 cuando servía en el Ejército ruso en los años 90. En 2006 una corte rusa le condenó a 13 años de cárcel por espiar a favor de un Estado extranjero.

Cuatro años después fue canjeado junto con otros dos individuos condenados por espionaje por diez personas detenidas en Estados Unidos.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó que Moscú no ha visto ningún hecho concreto que confirme la presunta implicación del Gobierno ruso en la intoxicación de Skripal.

Mientras el presidente de Rusia, Vladímir Putin, aconsejó a Londres aclarar la situación en torno al envenenamiento de Skripal antes de examinar el incidente con Moscú. (Sputnik)

td

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.