Casa Blanca no descarta acción militar contra Siria tras ataque químico en Duma

La Casa Blanca no descarta recurrir a represalias militares contra el Gobierno sirio tras el supuesto ataque químico en la ciudad de Duma, declaró el asesor del presidente EEUU para seguridad y lucha antiterrorista, Thomas Bossert.

Bossert fue preguntado si EEUU baraja un nuevo ataque con misiles contra Siria como el que lanzó hace un año tras el empleo de armas químicas en Jan Sheijun.

“No descartaría nada, son fotos terribles, estamos investigando el ataque de ayer, el Departamento de Estado emitió ayer un comunicado, altos miembros del Gabinete del presidente para seguridad nacional lo discuten con él y entre sí toda la tarde y esta mañana”, dijo Bossert.

El secretario de Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, delcaró que asesores de Trump para seguridad nacional examinarán el domingo posible respuesta contra el Gobierno sirio.

“Estoy esperando noticias del equipo para seguridad nacional y les aseguro que van a estudiar opciones alternativas que les propuso el presidente”, dijo Mnuchin en una entrevista al canal CBS.

La ONG Cascos Blancos, cuyos voluntarios se dedican al rescate de víctimas en zonas controladas por grupos rebeldes en Siria, denunció que un helicóptero lanzó un barril con una sustancia química sobre Duma el sábado por la noche, causando al menos 42 de muertos y más de 500 afectados.

El Centro Ruso para la Reconciliación desmintió los informes sobre un ataque con cloro en Duma y expresó la disposición a enviar especialistas de protección química para recopilar información que confirme que las acusaciones fueran inventadas.

El Ministerio de Exteriores de Rusia comunicó a su vez que las falsas denuncias de ataques químicos buscan justificar una intervención militar en Siria.

En abril del año pasado, EEUU disparó decenas de misiles de crucero Tomahawk desde dos buques de guerra emplazados en el Mediterráneo contra la base aérea siria de Shairat, en represalia por el empleo de una sustancia tóxica en Jan Sheijun que había causado días antes más de 80 muertos y medio millar de intoxicados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tanto Damasco como Moscú sostienen que fue un montaje de la oposición armada que EEUU aprovechó para atacar una base siria de importancia estratégica y que el bombardeo norteamericano coincidió con la ofensiva de los terroristas contra las tropas gubernamentales. (Sputnik)

td/fv

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.