Confirman en Ecuador muerte de los periodistas secuestrados

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, confirmó este viernes en una comparecencia ante la prensa el asesinato de los periodistas secuestrados el 26 de marzo en la frontera con Colombia.

“Tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”, dijo el mandatario al leer un comunicado ante periodistas reunidos en la sala de crisis de la sede de Gobierno.

La reunión se había convocado como una rueda de prensa, pero Moreno no aceptó contestar preguntas.

Moreno inició su alocución señalando que “con profundo pesar” lamentaba informar “que se han cumplido las 12 horas de plazo” que dio a los secuestradores para presentar una prueba de vida del equipo de diario El Comercio y como no se recibió ninguna notificación, el Gobierno concluía que “lo único” que quisieron los delincuentes fue “ganar tiempo”.

El presidente no detalló cuál fue la información confirmatoria de la muerte de los tres periodistas.

El miércoles el medio colombiano RCN informó haber recibido unas fotografías de cadáveres que parecían corresponder a los tres secuestrados que fueron entregadas a asociaciones de libertad de prensa de Colombia y Ecuador.

Las agencias tuvieron acceso este viernes a un comunicado que parece emitido por un grupo disidente de la disuelta guerrilla colombiana FARC y que da cuenta de “la muerte de los tres periodistas ecuatorianos (…) en un intento fallido de asalto de las fuerzas militares ecuatorianas y colombianas en las montañas de la frontera”.

El documento está fechado “abril de 2018” y firmado “FARC E.P. Dirección del Frente Oliver Sinisterra”.

El texto señala: “El Gobierno paramilitar y corrupto de Colombia y el gobierno arrodillado ecuatoriano (…) hicieron acuerdos para combatir y eliminar nuestro movimiento, desde ese momento tropas y la inteligencia colombiana, ecuatoriana han cruzado insistentemente sus fronteras con el ánimo de asesinar a nuestras tropas, han pasado miles de hombres buscando guerra, represión al pueblo de la zona fronteriza, como también a nuestros combatientes y familias”.

El texto continúa diciendo que “debido a esta situación se le propuso al gobierno ecuatoriano que llegáramos a un diálogo para respetarnos mutuamente y HACER ENTREGA DE LOS PERIODISTAS, la respuesta fue… más tropas, más gringos, más militares colombianos en el Ecuador, más represión; la respuesta… fue militar”.

El presidente Moreno añadió que su país pidió colaboración a la Iglesia Católica, la Cruz Roja y organismos humanitarios internacionales para “localizar y repatriar los cuerpos” de los periodistas.

Además, dispuso levantar el secreto sobre toda la información relativa a las operaciones de rescate.

“Estamos de luto pero no vamos a dejarnos amedrentar”, dijo Moreno quien llamó a sus conciudadanos a estar “unidos por la paz”.

El presidente dijo que su llamado no significa “que se quiera limitar la libertad de expresión; no dejen de criticar, sabemos reconocer nuestros errores”.

El secuestro se produjo el 26 de marzo, cuando el reportero Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el chofer Efraín Segarra fueron retenidos presuntamente por el grupo Oliver Sinisterra, comandado por alias “Guacho”.

Los secuestrados estaban en la zona reportando una ola de atentados que comenzaron en la frontera el pasado 27 de enero. (Sputnik)

zzz/am/dcl

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.