Presidente brasileño Temer habría blanqueado dinero con inmuebles

El presidente de Brasil, Michel Temer, habría blanqueado dinero poniendo varios inmuebles a nombre de sus familiares, según una investigación de la Policía Federal citada este viernes por el diario Folha de São Paulo.

“Yo ya entregué bastante dinero para el coronel, nunca hubo problemas”, dice un fragmento de la supuesta conversación entre el delator del caso, el directivo de J&F, Ricardo Saud, y el asesor de Temer, Rodrigo Rocha Loures, mencionando al coronel João Baptista de Lima Filho, amigo personal del presidente.

Según la investigación citada por Folha ejecutivos de la firma entregaron a Temer, por medio del coronel Lima, al menos dos millones de reales (casi 580.000 dólares) en 2014.

Temer habría lavado dinero de sobornos pagando reformas en casas de familiares y disimulando transacciones inmobiliarias a nombre de terceros, para ocultar bienes.

Su esposa, Marcela Temer, y su hijo de nueve años, Michelzinho, serían los titulares de algunos de esos inmuebles, según el citado diario.

Tras la publicación de estas informaciones el jefe de Estado realizó una comparecencia ante la prensa para “protestar por las mentiras lanzadas” contra su honor.

“No tengo casa en la playa, no tengo casa en el campo, no tengo un apartamento en Miami”, dijo Temer visiblemente alterado, remarcando que todas sus propiedades se han pagado con más de 60 años de trabajo.

“Cualquier persona de bien, cualquier profesor de matemáticas puede llegar a la conclusión de que a lo largo del tiempo obtuve recursos suficientes para comprar los inmuebles que compré y reformar los inmuebles que reformé; sólo un irresponsable, mal intencionado, tendría la osadía de incriminarme a mí, a mi familia, a mi hija, a mi hijo de nueve años de edad, como lavadores de dinero”, criticó el presidente.

Temer también dijo ser víctima de una persecución criminal disfrazada de investigación y se preguntó de dónde sacó la prensa las informaciones, por lo que aseguró que pedirá al ministro de Seguridad Pública, Raul Jungmann, que investigue estas “filtraciones irresponsables”.

El líder del Gobierno también recordó que cuando fue acusado de corrupción por primera vez hace más de un año ya avisó de que no dimitiría, y pidió que los periodistas escribieran eso en “letras mayúsculas”, por lo que aquel mensaje sigue valiendo hoy día.

Temer fue denunciado en dos ocasiones por corrupción y pertenencia a organización criminal, pero las dos veces se salvó de ser investigado gracias a la Cámara de Diputados, que decidió archivar los procesos.

En la actualidad la Policía Federal le investiga en otro supuesto caso de corrupción, referente a los favores concedidos a través de medidas legales a una empresa que operaba en el puerto de Santos (estado de São Paulo, sureste), lo que podría convertirse en una tercera denuncia. (Sputnik)

zzz/jr/ry

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.