PT de Lula acusa a Supremo Tribunal de “rasgar” la Constitución de Brasil

El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), criticó este jueves al Supremo Tribunal Federal, que denegó su recurso de habeas corpus (petición para evaluar la legalidad de un arresto), dando así luz verde a su ingreso en prisión.

“Hoy es un día trágico para la democracia y para Brasil; nuestra Constitución fue rasgada por quien debería defenderla y la mayoría del Supremo Tribunal Federal sancionó otra violencia contra el mayor líder popular del país”, lamentó la fuerza política en un comunicado.

Para el PT, los jueces del Supremo cedieron ante la “presión escandalosamente orquestada” por el grupo de comunicación Globo, que en su opinión está persiguiendo al exmandatario para evitar que vuelva a gobernar.

La formación subrayó que tanto Brasil como la comunidad internacional saben que Lula fue condenado sin pruebas, en un proceso “ilegal” en que jueces parciales no consiguieron probar que se hubiera cometido un solo delito.

“No hay justicia en esta decisión, hay una combinación de intereses políticos y económicos, contra el país y su soberanía, contra el proceso democrático, contra el pueblo brasileño”, añadió el PT.

El partido insistió en que Lula es inocente, por lo que no piensa desistir de presentare a él como candidato en las elecciones presidenciales de octubre, para las que parte como favorito: “El PT defenderá esta candidatura en las calles y en todas las instancias, hasta las últimas consecuencias”.

Aunque el Supremo ya ha dado autorización para el encarcelamiento de Lula, es probable que éste no suceda de forma inmediata, sino dentro de unos días, puesto que hasta el próximo martes 10 de abril el Tribunal Regional de la 4ª Región (TRF-4), que condenó a Lula en segunda instancia, tiene de plazo para responder a un nuevo recurso de la defensa.

Se trata de un formalismo que no afectará a la decisión del Supremo, pero varios juristas afirmaron que es poco probable que el juez de la Operación Lava Jato, Sérgio Moro (el que decretará la entrada de Lula en prisión), se salte ese plazo formal y ordene la detención de forma urgente.

Lula fue condenado por el TRF-4 a 12 años y un mes de cárcel por presuntos delitos de corrupción y blanqueo de dinero; según la sentencia el líder izquierdista recibió de manos de la constructora OAS un apartamento de lujo en forma de soborno. (Sputnik)

zzz/jr/rp

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.