Exministro de Lula entra en la cárcel para cumplir 30 años de condena por corrupción

El exministro del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), José Dirceu, ingresó el viernes en una cárcel de Brasilia, donde cumplirá 30 años y nueve meses de prisión por delitos de corrupción.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal informó que Dirceu estará “en el bloque 5 del Centro de Detención Provisional de la cárcel de Papuda” y que sus condiciones serán similares a las del resto de presos; “estará en una celda colectiva de 30 metros cuadrados con literas”.

Dirceu se entregó a la Policía Federal este viernes después de que el jueves 17 de mayo el Tribunal Regional de la 4ª Región, con sede en Porto Alegre (sur de Brasil) desestimara su último recurso.

El exministro ya estuvo preso entre agosto de 2015 y mayo de 2017, cuando el Tribunal Supremo Federal aceptó que esperara a que se juzgaran sus últimos recursos en libertad, pero con una tobillera electrónica.

Dirceu está acusado de delitos de corrupción pasiva, pertenencia a organización criminal y blanqueo de dinero en el proceso que investiga irregularidades en el departamento de Servicios de la compañía semiestatal Petrobras, dentro de la Operación Lava Jato.

Es uno de los máximos dirigentes del izquierdista Partido de los Trabajadores (que presidió entre 1995 y 2002), justo antes de que Lula llegara al poder.

Cuando Lula llegó al Gobierno pasó a ocupar el cargo de ministro de la Casa Civil, el segundo puesto más importante del Ejecutivo, equivalente a primer ministro.

Antes de verse involucrado en el escándalo de Petrobras Dirceu ya fue acusado de participar en el otro gran caso de corrupción de la historia reciente de Brasil, el “Mensalão” (2005), una trama de compra de votos orquestada por la cúpula del partido de Lula y que le valió casi un año en la cárcel, en 2013. (Sputnik)

zzz/jr/ms

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.