Alianza de Macri habría utilizado empleados públicos para lavado de dinero en campaña

Cambiemos habría utilizado a empleados públicos de la provincia de Buenos Aires para que figurasen como aportantes a las campañas electorales, en un escándalo que ahora incluye también a nuevas figuras del oficialismo.

“Estamos ampliando la denuncia por aportantes “truchos” (falsos) de las campañas 2015 y 2017 de Cambiemos; (la ministra de Seguridad, Patricia) Bullrich, (la diputada nacional Graciela) Ocaña, (la diputada nacional Elisa) Carrió no pueden justificar cómo financiaron sus campañas; lavaron dinero sucio robando la identidad de miles de personas”, anunció este lunes la organización no gubernamental La Alameda en su cuenta de la red social Twitter.

Según La Alameda, vinculada al partido político Bien Común, esta ampliación de la denuncia incluye a la agrupación Vamos Juntos, encabezada por la diputada oficialista Carrió, que participó en las elecciones presidenciales de 2015 y en las legislativas de 2017.

De acuerdo con la investigación, se habría utilizado la identidad de empleados municipales para hacerlos figurar como aportantes a las campañas electorales.

“Muchos son empleados del propio Gobierno porteño (de la capital) que fueron usados para encubrir miles de pesos que no pueden justificar su origen”, consignó La Alameda en su sitio web.

La organización añadió además que “decenas” de subsecretarios y directores de los ministerios del Gobierno de la provincia de Buenos Aires “figuran con montos muy elevados de aportantes a la campaña local, así como bonaerense y nacional de Cambiemos”.

Según publicó este lunes el diario Perfil, el dinero asignado a estos aportantes, cuyo origen se desconoce, sumaría algo más de 1,1 millones de pesos argentinos (unos 41.000 dólares a la cotización actual).

Sumando esta cifra a la campaña presidencial de Mauricio Macri y a la de la alianza Vamos Juntos para las legislativas de 2017, el monto ascendería a los 8,3 millones de pesos argentinos (unos 303.000 dólares).

MÁS DENUNCIAS

El domingo, el portal de noticias El Destape, cuyo periodista Juan Amorín reveló el escándalo de los aportantes falsos, informó que también el gobernador de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, utilizó a cientos de empleados de su administración para que aparecieran como donantes ante la justicia electoral.

El Gobierno de la capital argentina autorizó en marzo de 2017 otorgar un complemento salarial a 22 empleados, por montos que oscilaban entre los 10.000 y los 120.000 pesos argentinos (entre 365 y 4.300 dólares al cambio actual).

Sin embargo, en agosto de ese mismo año la Cámara Nacional Electoral constató que la mitad de esos empleados habrían donado dinero para la campaña de Carrió.

De acuerdo con El Destape, lo particular del caso es que todos donaron el mismo monto (25.000 pesos argentinos), en efectivo y el mismo día.

La investigación del periodista Amorín ha dado pie actualmente a tres causas distintas ante la justicia.

Hace más de un mes Amorín reveló que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, dirigido por María Eugenia Vidal, habría robado la identidad de más de mil personas de bajos recursos para que figurasen como afiliados al partido Propuesta Republicana (PRO) y luego como donantes para la campaña electoral de 2015 y para las legislativas de 2017. (Sputnik)

zzz/ry/dcl

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.