Muere un buzo durante el rescate de 13 niños en la cueva tailandesa

Uno de los buzos implicados en el rescate de 13 futbolistas que llevan casi dos semanas atrapados en la cueva inundada Tham Luang, al norte de Tailandia, murió a primera hora de la madrugada del viernes (hora local), revelaron las autoridades.

La primera víctima del rescate que mantiene en vilo al mundo entero es el suboficial de primera clase Samarn Kunan, de 38 años, que perdió el conocimiento mientras buceaba de regreso a la tercera cámara de la cueva tras haber llevado bombonas de oxígeno para los atrapados, según el diario digital Khao Sod.

Los intentos de resucitarlo no surtieron efecto, el cuerpo de Kunan fue sacado a la superficie y trasladado a un hospital donde fue declarado muerto.

“Nunca hemos experimentado esto, pero es una misión que tenemos que hacer”, dijo el comandante del grupo de operaciones especiales de la Marina tailandesa, contralmirante Apakorn Yookongkaew, citado por el periódico.

Por primera vez, las autoridades reconocieron esta mañana que los niños se están quedando sin oxígeno.

Los buzos de la Marina tailandesa tardan unas seis horas en recorrer los pasadizos inundados hasta llegar a la gruta en la que permanecen doce niños y su entrenador, y otras cinco horas en regresar, reveló la víspera el gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osotthanakorn.

Doce miembros del equipo de fútbol juvenil Los Jabalíes Salvajes y su entrenador se adentraron el 23 de junio en la cueva Tham Luang, la cuarta más larga de Tailandia, y quedaron atrapados a varios kilómetros de la entrada tras una repentina inundación.

Tras casi diez días de búsqueda, los menores, de 11 a 16 años, y su monitor, de 25, fueron hallados vivos, pero exhaustos.

El complejo de cuevas de piedra caliza Tham Luang, situado en el norte de Tailandia, se extiende a varios kilómetros y suele inundarse durante la temporada de lluvias que se prolonga de junio a octubre. (Sputnik)

fv

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.