Papa Francisco reconoce en Irlanda fracaso de la Iglesia ante los “repugnantes crímenes” sexuales

El jefe de Estado del Vaticano ha reconocido la responsabilidad de la élite eclesiástica católica en la cadena de abusos sexuales y malos tratos sufridos por niños, adolescentes, mujeres y varones vulnerables en Irlanda.

“El fracaso de las autoridades eclesiásticas -obispos, superiores religiosos, sacerdotes y otros- al afrontar adecuadamente estos crímenes repugnantes ha suscitado justamente indignación y permanece como causa de sufrimiento y vergüenza para la comunidad católica”, dijo en la primera gran alocución de su visita a Irlanda.

“Yo mismo comparto estos sentimientos”, reaseguró en su intervención, en italiano, en el castillo de Dublín.

El jefe de la Iglesia Católica asistirá más tarde a la clausura de la Cumbre Mundial de Familias, propósito original de la primera visita papal a Irlanda en 39 años.

El pontífice argentino se hizo eco del “grave escándalo” de los abusos a menores y los sufrimientos de mujeres que ha hundido la autoridad e influencia de la Iglesia desde la visita de Juan Pablo II, en 1979.

“Deseo que la gravedad de los escándalos de los abusos, que han hecho emerger las faltas de muchos, sirva para recalcar la importancia de la protección de los menores y de los adultos vulnerables por parte de toda la sociedad”, declaró.

Pero Irlanda pide acciones, remedios y reforma, según expuso el primer ministro Leo Varadkar tras reunirse en privado con el franciscano Jorge Mario Bergoglio.

“Santo Padre, creo que ha llegado la hora de construir una nueva relación entre la Iglesia y el Estado- un nuevo concordato para el siglo XXI- y deseo que su visita marque el comienzo de un nuevo capítulo en esta relación”, declaró en la recepción en el castillo de Dublín.

Varadkar se refirió a los abusos de los curas, la asumida ignorancia de obispos y la tiranía de las órdenes religiosas como “aspectos oscuros” y “manchas en nuestro Estado, nuestra sociedad y también en la Iglesia católica”.

“Construyendo sobre nuestra entrecruzada historia y aprendiendo de nuestros errores comunes, puede ser una relación que ya no tenga la religión en el centro de la sociedad aunque ocupe todavía un lugar importante”, retó el jefe del Gobierno.

Se están registrando protestas en distintos puntos de la ciudad en solidaridad con las víctimas y en demanda de una reforma eclesiástica que admita a las mujeres en sus estructuras y respete los derechos homosexuales.

El Papa volará el domingo al Santuario de Knock, principal punto de atracción mariana, y, de vuelta en Dublín, oficiará misa en el parque Phoenix antes de retornar a Roma esa misma tarde. (Sputnik)

lg/ds

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.