Cómo conseguir el puntaje nacional en la PSU sin ser un "mateo"

psuJosé Ramón Vicuña, Crescente Geisse y Dario Romero, bordearon la nota 5,5 durante la enseñanza media. Sin embargo, obtuvieron puntajes nacionales en las pruebas de Matemáticas e Historia de la PSU. Ellos representan al 10 por ciento de los alumnos que lograron los más altos puntajes en la prueba y que tuvieron un promedio menor a 6 en el colegio. Las historias de alumnos normales, comunes y corrientes, que a través de sus propios esfuerzos lograron un exitoso resultado, descartando el prejuicio de que sólo a los “mateos” les va bien en la PSU.

Si hay algo en común entre José Ramón Vicuña, Crescente Geisse y Dario Romero es que no figuraban entre los mejores alumnos de sus respectivos cursos. Sus promedios borderon el 5,5 y sus estudios no les quitaban horas de sueño. Sin embargo, tienen también en común que los tres decidieron prepararse adecuadamente y rendir con éxito la Prueba de Selección Universitaria (PSU), y como resultado obtuvieron puntajes por sobre los 800, consiguiendo empinarse entre sus pares y estar entre los estudiantes con puntaje nacional.

La mayoría de los puntajes nacionales tiene la característica de alto rendimiento en el colegio. 145 alumnos tenían un promedio en los 4 años de enseñanza media de entre 6,7 y 7,0. Y otros 93 tuvieron entre 6,5 y 6,6. Sólo el 10% de los alumnos tuvo nota 6 o inferior. Entre estos últimos está Crescente Geisse, alumno del Instituto Alemán de Osorno, que obtuvo 850 puntos en la prueba de Matemáticas y que como nota de enseñanza media promedió 5,5. Aunque reconoce cierta facilidad para resolver los ejercicios matemáticos, para Crescente la receta de su logro estuvo siempre en prepararse con anticipación. “Me preparé desde tercero medio haciendo un preuniversitario en un colegio municipal subvencionado. Paralelo a eso tomé clases particulares con un profesor de matemáticas”, cuenta.

Para José Ramón Vicuña la situación fue similar. “En el colegio mis notas nunca fueron las mejores. Incluso, repetí tercero medio y salí con un promedio de enseñanza media de 5,6. En el último año decidí ponerme las pilas y entré a un preuniversitario. Yo sabía que era capaz de hacer una buena prueba y me lo propuse”, confiesa. Y lo logró. Obtuvo 850 puntos en la prueba de Historia y Ciencias Sociales, gracias a un hábito de estudio programado. “Las tareas del preu traté de hacerlas siempre a tiempo, de leer si alguna materia no la entendía bien, en el tiempo libre revisar algunos textos y repasar materias que no recordaba para nada”, asegura.

Si bien, en su liceo el paro de profesores no afectó el calendario escolar, para José el rendir una buena prueba fue algo personal más que de los profesores. “El apoyo de los profesores está presente, pero no hubo ninguno que incidiera en mis resultados, o quizás no lo noté. Creo que esto es producto de la iniciativa personal y el apoyo familiar y, personalmente, de mi polola”, comenta. Para el estudiante, que espera entrar a Derecho en la Universidad de Chile, “el promedio del colegio no significa mucho. Tener un promedio sobre o bajo seis no te hace ni más ni menos inteligente. Esa no es la barrera, porque la PSU tiene la gracia de que si tú te preparas constante y concientemente, puedes conseguir lo que tú te propongas. No tiene que ver con el historial escolar”.

Dario Romero egresó del Instituto Nacional José Miguel Carrera, y fue uno de los 29 alumnos del establecimiento que consiguió puntaje nacional, lo que permitió que el emblemático colegio volviera a liderar entre los mejores. Pero el rendimiento académico de Dario no fue igualmente destacado. Con un promedio de 5,4, Dario salió del colegio sin estar entre los mejores de su generación. Sin embargo, se preparó para la PSU, logrando obtener 850 puntos en Matemáticas.

Con la vista puesta en la carrera de Ingeniería Civíl, Crescente piensa que su caso puede significar un ejemplo para evitar el prejuicio de que sólo a los “mateos” le va bien en la PSU. “Queda demostrado que no hay que tener buenas notas para destacar, porque si uno se esfuerza también puede lograr buenos resultados”, explica.

En la otra vereda

Klaus Franz Demane tiene 18 años, terminó sus estudios en el colegio Rubén Castro de Viña del Mar. Egresó con nota 7. Promedio Perfecto. Rindió la PSU y obtuvo 850 puntos en Matemáticas e Historia, consiguiendo doble puntaje nacional. En Leguaje logró 801 y en Ciencias 807. En calificaciones Klaus fue un alumno perfecto.

En un escenario distinto al de Crescente, José o Dario, Klaus llegó a rendir la prueba con excelencia académica escolar, lo que reflejó en sus resultados PSU. Para lograr sus buenos puntajes, el joven confiesa que ya en primero medio “estaba recibiendo clases y perfeccionandome, sobre todo en Historia y Matemáticas”. Y a pesar de que reconoce no ser autoridad moral para aconsejar o dar recetas porque su año académico terminó antes debido a problemas de salud, señala que parte del éxito cosechado fue gracias a que “mantuve un ritmo de estudio, porque las notas de enseñanza media no las puedes cambiar. A veces es bueno darse un tiempo y preparase adecuadamente para rendir una buena prueba”. Cuenta, además, que sus estudios para la PSU eran una vez al mes y que los materiales de apoyo que le dieron en el preuniversitario más el apoyo familiar, sobre todo de sus hermanas, fueron de gran ayuda.

Con la prueba ya rendida y pensando en la carrera de Medicina en la Universidad de Chile, el estudiante manifiesta su preocupación por la calidad de la educación wen Chile y explica su postura crítica ante la brecha existente entre lo público y lo privado. “El sistema de educación que se instauró fue diseñado para esta desigualdad y la Concertación no ha hecho mucho al respecto. Se menciona la buena enseñanza y los buenos puntajes del Instituto Nacional, pero esto es porque recoge a los mejores alumnos del país. La PSU como sistema de medición puede ser súper objetiva, pero eso no sirve de mucho cuando los alumnos de padres ricos reciben mejor educación y el resto no”, concluye.

3 Comentarios
  1. jorge dice

    yo tuve un 60 , 62 ,60, fui regular pero nunca sobresalihice el preuniversitariopedro de valdivia como un millon que valio la pena xq saque 7o4 puntos en psu y pude estudiar lo que me gusta y eso qe estudie la media en un liceo muy pero muy malo (cochamo)

  2. jorge arriagada dice

    sace 60 , 62 ,60,61 nunca sobresali con mis promedios de mediapero grasias al preu que hice desde 3medio y ade mas mi esfuerzo sake 705 puntos en la psu y eso que 1 y 2 medio lo hice en un liceo pugna de la x region ahora soy un ganador y tu lo podras ser si te esfuerza por una tener una meta para tu futuro

  3. Eduvigis Perez-Cotapos dice

    Los dos jovencitos que escribieron antes que mí, está claro porque no sacaron buen puntaje, su ortografía y redacción deja harto que desear.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.