Tercer “apagón” en el suministro eléctrico en lo que va del año afecta a varias ciudades del país

subestacionEn marzo, la empresa eléctrica Transelec registró un error en el transformador de la central Charrúa, lo que afectó desde Taltal hasta Chiloé. El problema fue justificado producto del terremoto de febrero. A mediados de julio, una nueva falla en la subestación Alto Jahuel dejó sin suministro a doce comunas de Santiago. Ahora, durante la mañana de este martes, se produjo un tercer “apagón” importante, esta vez  en Polpaico, que perjudicó nuevamente a varias ciudades del país.

Una nueva falla eléctrica afecta a varias ciudades del país, luego de que el suministro fuera suspendido a causa un problema en la subestación Polpaico, administrada por la empresa Transelec.

Según informó dicha empresa el “apagón”, que dejó inicialmente sin energía desde Taltal a Chiloé, fue causado por una sobrecarga en el generador en Polpaico, lo que produjo una baja de voltaje y posteriormente corte del suministro.

En el norte del país, las ciudades de Copiapó, La Serena, y la provincia del Huasco, más algunas zonas de la V Región, sufrieron los cortes.

En tanto, en la Región Metropolitana, la falla perjudicó el funcionamiento de la línea 5 del Metro, que tuvo interrupciones en la frecuencia de sus trenes. Asimismo, las comunas de Las Condes, La Florida, La Cisterna, San Miguel, Huechuraba, Quilicura, Vitacura y Ñuñoa, estuvieron sin energía eléctrica.

Tres en el año

Con la falla ocurrida durante este martes, la empresa Transelec suma tres importantes “apagones” en el suministro de energía eléctrica durante lo que va del 2010.

En marzo, un error en la estación Charrúa dejó sin servicio a gran parte del país durante cerca de una hora. En la ocasión, la falla producida en la octava región fue justificada por la empresa debido a las consecuencias que dejó el terremoto del 27 de febrero. No obstante, desde Taltal a Chiloé sufrieron la carencia de energía eléctrica.

Posteriormente, a mediados de julio, un nuevo corte afectó a gran parte de la zona suroriente de Santiago, perjudicando a doce comunas de la Región Metropolitana. Dicha falla, ocurrida cerca de las siete de la mañana, originó además problemas en el tránsito de vehículos y congestión en las principales avenidas de la capital.

Debido a la falla de este martes, en algunas comunas de Santiago y la región del Bio Bio, aún no se reestablecía el suministro pasado el medio día.

2 Comentarios
  1. Alonso dice

    Lamentablemente dependemos de un flujo común de la energía. Si el almacenero me vende papas podridas no le compro nunca más, pero en este caso no lo puedo hacer. Por tanto el ente que nos representa a todos, el Estado, debe apretar las tuercas para hacer cumplir las obligaciones, sino integrar otros operadores. No se trata solo de fastidio: daño de equipos y herramientas, perdida de información, colapso de eventos, etc., si para ciertos daños no sirven las indemnizaciones.
    De lo contario tendremos que buscar la forma de generar nuestra propia energía (hay tecnología disponible).

  2. Juan Segura dice

    Sigamos con la cueca del mercado neoliberal. No nos quejemos, echémosle la culpa a los Gobiernos, porque los “honrados empresarios” no hacen más que sacrificarse por esta manga de reclamadores. “Agradezcan que tienen electricidad, gracias a nuestro esfuerzo”, nos dicen, y nos esquilman con sus tarifas, maximmizando sus “legítimas utilidades”(así se llama a la usura en este modelo) a costillas de los consumidores.
    Cuando fueron recuperados el cobre, el carbón y el acero, la electricidad y los teléfonos, los ruines yanaconas y palafreneros del gran capital exranjero dijeron que no era bueno, porque los chilenos no éramos capaces de administrar eso…Cierto que no fue bueno, pues ellos recuperaron a sangre y fuego estos bienes nacionales para sus amos extranjeros. Hoy, con un desparpajo increíble, hacen gárgaras con la palabra democracia y con el concepto de libertad, y “se hacen elegir parlamentarios, comprando sus curules”
    Qué lástima la proverbial mala memoria de los chilenos, que olvida y lame las botas con que fueron pateados, expoliados y asesinados miles de gentes del pueblo. De verdad, es una lástima y entristece…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.