Corte ordena exhumar cadáver de ex ministro José Tohá para determinar si fue asesinado en 1974

El ex ministro, quien según la versión oficial de 1974 se habría suicidado en el Hospital Militar de Santiago, estuvo detenido en la Isla Dawson. Nuevas pericias, entre ellas un informe forense, podrían esclarecer el hecho y determinar que la acción fue realizada por terceras personas. El autor de la pericia, Luis Ravanal, es el mismo médico que puso en duda el suicidio de Allende pero la familia del ex mandatario se negó a escuchar sus recomendaciones.

La Justicia ordenó la exhumación del cadáver de José Tohá González, ex ministro de Salvador Allende, quien no se habría suicidado en 1974 en el Hospital Militar, como afirmó en la época la dictadura de Augusto Pinochet, sino que habría sido asesinado.

El ex ministro de Interior y Defensa de la Unidad Popular, según el informe forense del médico legista Luis Ravanal, habría muerto por “asfixia por estrangulamiento manual de naturaleza homicida” y no por suicidio por ahorcamiento como se dijo entonces.

Dentro de las pericias que contempla el nuevo escenario creado en la causa, además de la exhumación del cuerpo del ex colaborado de Allende, se contempla la reconstrucción del día en que ocurrió la muerte, el 15 de marzo de 1974, y más de 20 diligencias. Todas ellas, por instrucción de la Corte de Apelaciones de Santiago, serán efectuadas por el juez Jorge Zepeda.

La familia del ex líder socialista, que solicitó estas pericias al magistrado y éste las denegó, cerrando la investigación, sostuvo a través de Carolina Tohá que “hay muchos elementos contundentes que demuestran que la versión oficial del suicidio es falsa y que fue un homicidio”.

Ya en 1974, otro informe de autopsia, realizado por el médico criminalista de la Policía de Investigaciones Alfonso Chelén en el Hospital Militar y no en el SML, también sostuvo que no hubo suicidio sino “muerte por estrangulamiento con participación de terceros”. Esto le costó a Chelén su expulsión de la Policía civil, informó radio Cooperativa.

Luis Ravanal, por su parte, es el mismo médico legista que, a través de un informe de autopsia al cadáver del ex Presidente Allende, aseguró que éste no se habría suicidado sino que murió por un disparo del tipo homicida. En esa oportunidad, la familia del ex mandatario, a través de su nieto, se resistió a considerar la nueva versión y negó la posibilidad de una nueva autopsia, como recomendaba Ravanal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.