Vaticano dicta severa sanción eclesiástica contra Fernando Karadima

Un mes después de ser entregada al Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, se dio a conocer el veredicto respecto de los delitos que cometió Fernando Karadima. El Vaticano determinó que el sacerdote de 82 años es culpable de abusos sexuales contra menores y de haber abusado de su ministerio como sacerdote de la Iglesia Católica. Paradojalmente, el 15 de diciembre pasado, el magistrado Leonardo Valdivieso, resolvió sobreseer a Karadima sin establecer cargo alguno. (Por Patricio Salinas A)

Sin entregar explicación alguna de las causas de la demora, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati,  un mes después de haber recibido el dictamen de parte de la Nunciatura, hizo público el fallo del Vaticano acerca del caso Fernando Karadima. El dictamen es claro y lacónico: culpable de abuso de menores y de abuso de autoridad.

La resolución del Vaticano no quita a Karadima el estado sacerdotal, pero sí le prohíbe a perpetuidad el ejercicio público de cualquier acto del ministerio, en particular el de la confesión y la dirección espiritual; le impide tener contacto con sus ex parroquianos y con miembros de la Unión Sacerdotal.  

El arzobispo de Santiago declaró que estaba “convencido de que el padre y los miembros de la sociedad sacerdotal que lo acompaña son personas fieles a Jesucristo y a la iglesia y van a cumplir sin duda alguna lo que está establecido en el decreto”.

El Vaticano advierte que  en caso de que no se cumpliera estas resoluciones, existe la posibilidad de que Karadima pierda el estado sacerdotal.

Juan Carlos Cruz, uno de los cuatro querellantes contra  Karadima, declaró una vez conocida la resolución del Vaticano que “es emocionante encontrarse con una sentencia tan categórica, que nos diera la razón a cuatro tipos y a muchos otros silenciosos, a los que nos han dicho mentirosos y, sin embargo, la verdad triunfó”.

El abogado de las victimas de Karadima, Juan Pablo Hermosilla, expresó en radio Bio-Bio, respecto a que haya sido El Vaticano y no la justicia nacional la que determinó que el sacerdote Fernando Karadima era culpable de cometer abusos sexuales contra menores, que era una demostración de las “poderosas redes” que permitieron al ex párroco de la iglesia de El Bosque actuar durante más de 40 años bajo la más absoluta impunidad. Hermosilla sostuvo además que una vez conocido el caso Karadima, y antes de iniciarse la investigación judicial, influyentes empresarios, como Eliodoro Matte, comenzaron a ejercer presión ante el Ministerio Público para interceder en su favor.

El Arzobispado ha obligado a Karadima a vivir en el Convento de las Siervas de Jesús de la Caridad, de calle Bustamante y le prohibe estar en contacto con la comunidad de El Bosque.  Sin embargo hay testigos que denuncian que Karadima sigue recibiendo visitas dede ahí, incluso menores de edad.

La fiscal judicial María Loreto Gutiérrez, encargada de revisar el caso contra Karadima, recomendó la reapertura de la investigación y la realización de 14 diligencias que el magistrado Leonardo Valdivieso no realizo. Entre éstas figura carear al sacerdote con sus denunciantes. El  miércoles 23, en la Corte de Apelaciones de Santiago, se debatirá la reapertura de la investigación penal en contra del sacerdote Fernando Karadima.

Finalmente, el Arzobispo de Santiago declaró: “Como Pastor de la Iglesia en Santiago experimento una profunda pena y dolor por las personas dañadas, a quienes una vez más quiero manifestar mi cercanía de padre y pastor. Asimismo, siento gran tristeza por el daño que se ha causado al ministerio y a la misión propia del sacerdote en la Iglesia”.

10 Comentarios
  1. Arturo Lorca Caro dice

    Sin duda,Vaticano supera en efectividad y transparencia a la propia judicatura chilena que ha quedado al “debe”.El aire fresco que vemos hoy en la Iglesia ha sido nublado un tanto por la tardanza del Arzobispo de Santiago en darlo a conocer a la opinión pública chilena.Quiero tomar esto como un signo residual de aquella institución que todo lo callaba,todo lo escondía,todo lo jibarizaba cuando uno de los suyos cometía horrorosos atropellos a la dignidad de los más débiles,los privilegiados por Cristo…..¡Los niños!…Si Karadima podrá realizar una misa en reclusión…¿Podrá entregar la comunión,cuerpo sagrado de Cristo?…¿Podrá alguien recibir de sus manos algo tan sagrado?

  2. María Jesús dice

    La Santa Sede se ha pronunciado antes los graves escándalos de Fernando Karadima, otrora líder de un grupo de sacerdotes situados bien a la derecha del ámbito político.
    Ahora la justicia chilena debe seguir con las investigaciones sobre los abusos sexuales y la danza de millones en que aparecen involucrados Karadima y otros religiosos de su entorno íntimo.
    El nuevo arzobispo de Santiago, ha procedido bien y como una señal de confianza y transparencia hacia la feligresía y la sociedad toda, debe prontamente pedir la renuncia a don Andrés Arteaga, ya que como gran canciller de la Universidad Católica mancha y tiñe el caminar de esa alta casa de estudios.
    No se entiende que Arteaga, defensor y protector de Karadima, aún sustente ese alto cargo en la UC. Ya se escuchan voces para que Arteaga sea removido y, además, la conciencia recta así lo aconseja.
    Las barbaridades de Karadima y sus protectores nada tienen que ver con la hermosura del Evangelio, si fuera así, nuestra fe estaría encadenada a escándalos y faltas graves a la buena convivencia y las buenas costumbres. Atte.

  3. Eduvigis Perez-Cotapos dice

    Calificar de “Severa” la sanción parece un chiste de mal gusto. La iglesia debiera haber excomulgado a Karadima, haberlo expulsado de sus filas. No hacen lo mismo otras instituciones como Carabineros o el colegio de Dentistas si uno de sus miembros aparece cometiendo abusos sexuales amparado en la profesión que tiene?
    Mas aún, tratándose de un cura que se supone debe ser ejemplo de Cristo en la Tierra. De que me vienen a hablar, si este tipo es un pedófilo, así de claro.

  4. El Observador dice

    ¿Que les parece la declaración del obispo Arteaga?
    Este sujeto que no se sabe como llegó a ser obispo de la Iglesia católica, hace un leve mea culpa por su apoyo al siniestro Karadima. Andrés Arteaga, como es su estilo, escabulle el meollo del asunto y NO pide perdón que es un elemento primario para un cristiano que ha cometido faltas graves.
    Arteaga, como mínimo, debe renunciar a todo cargo en la Universidad Católica, tal como lo están pidiendo dignamente cientos de estudiantes.
    De lo contrario, la Iglesia seguirá perdiendo credibilidad y seguirán mandando ciertas autoridades de dudoso y reprochable comportamiento cristiano.

  5. alfredo dice

    Arteaga es un caradura, “atributo” que ostentan la mayoría de los monseñores…

  6. Ana Puig dice

    La pregunta es ¿por qué Arteaga protegió y defendió tanto a Karadima?
    Ahora él dice que siente pena y se arrepiente…nada más, es una persona no confiable e insensible.
    Bien por los estudiantes que piden su salida de la Universidad Católica. No es ejemplo para nuestra juventud. Debe retirarse, como su amigo íntimo hoy condenado por abusos en la Iglesia. Amén!

  7. Marianela dice

    En la Pontificia conocemos bien a don Andrés Arteaga, él siempre defendió a Karadima y no tuvo buenos modales con aquellas personas que se atrevieron a criticar esa postura suya.
    Ahora con su Declaración, nada cambia el daño hecho a la PUC. No se puede amparar a delincuentes, menos cuando son abusadores, eso es inaceptable.
    Pero la gente de El Bosque y del Opus le siguen apoyando acá an la PUC. Esto es así y son varias las religiosas (estudiantes) que no pueden hablar del tema. Parece increíble pero es la realidad.
    Este “Monseñor” no debe continuar en cargo directivo alguno de la PUC, tal como lo piden los estudiantes.

  8. Domingo del Sur dice

    No debemos olvidar a los buenos y comprometidos curas cercanos al Pueblo, como Aldunate, Bolton o Puga, ellos sí son fieles discípulos del Crucificado!
    Tampoco al jesuita Felipe Berríos que habló claro sobre el poder del Opus Dei y la secta afincada en El Bosque. Arteaga es un clon de Karadima! Saludos!

  9. Misioneros Laicos dice

    Sres. EL PERIODISTA.
    Conocí a don Andrés Arteaga en el campus S. Joaquín de la UC. Es una persona culta y muy conservadora, de principios firmes y no cede en materias que él considera sagradas para la fe católica.
    Pero, arrastra una personalidad extraña, solitario y siempre con el ceño fruncido, da la impresión que vive con algo de amargura. en su ser.
    Políticamente es admirador de la derecha dura, apoyó a Pinochet, aun cuando ya se sabía de todo el dolor y abusos causados a miles de chilenos. Arteaga se siente bien identificado con el partido UDI.
    No reconoce otro líder ni guía que a Karadima, por lo tanto diga lo que diga, siempre le idolatrará y defenderá desde las sombras. Es su “hijo espiritual”.
    Por esta razón NO pedirá perdón a las víctimas del delincuente-mitómano y depravado Karadima, nunca!
    Muchos Misioneros en Chile les saludamos a todos Uds.

  10. Comunidad CVX dice

    Sres. EL PERIODISTA: A raíz de los sucesos del pederastra Karadima y la “valentía” de don Andrés Arteaga que sigue apernado en la Universidad Católica, sería bueno para los lectores que se publicara la carta de la Feuc a Ezzati. Gracias y Saludos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.