Ministra en visita tiene en su poder antecedentes de juicio canónico que condenó a Karadima

La magistrada determinó el allanamiento de la casa y oficina del abogado del ex párroco de El Bosque, Juan Pablo Bulnes, luego de que éste se negara a entregar los documentos que se le solicitaron. Esta información, que llevó al Vaticano a declarar culpable de abusos a Karadima, está a disposición de la jueza para la investigación civil que lleva adelante.  

La ministra en visita del caso Karadima, Jessica González, ya cuenta con la información del juicio realizado por el Vaticano contra el sacerdote, en el que fue declarado culpable en primera instancia. Esto, luego de que le solicitara a su abogado, Juan Pablo Bulnes, que entregara los antecedentes respectivos, y que éste se negara a hacerlo, diciendo que estaba bajo el secreto profesional y aludiendo a que la investigación fue realizada en otro Estado independiente a Chile.

A raíz de lo anterior, la Policía de Investigaciones allanó la casa y la oficina del profesional. Bulnes se mostró molesto, y reaccionó diciendo que el procedimiento vulneró sus derechos y la libre defensa del imputado, por lo que presentará un recurso de amparo ante el Colegio de Abogados. Frente a eso, la magistrada aseguró que el abogado tiene todo el derecho a presentar los recursos que le parezcan, pero que las diligencias fueron realizadas conforme al derecho que ella tiene como magistrada del crimen.

Los mencionados documentos y antecedentes servirían a González para llevar adelante la investigación civil en curso, luego de que se reabriera el caso contra el ex párroco, ya que dicha información permitió al Vaticano condenarlo por abusos sexuales contra menores.

 

3 Comentarios
  1. Fabián Bustamante Olguín dice

    Lo que señaló Juan Pablo Bulnes en ADN Radio, en donde señala que “es capaz de poner las manos al fuego por el Padre Karadima”, francamente es un insulto a la inteligencia de todos las víctimas y de la opinión pública. Entiendo que lo diga en su calidad de abogado defensor, pero su afirmación es, a todas luces, muy fácil de refutar. Vergonzoso.

  2. Fabián Gaspar Bustamante Olguín - Historiador UDP dice

    Discúlpenme este arranque en exceso de ira. La situación que ocurre con Karadima es francamente vergonzosa. No entiendo cómo pueden existir personas que defiendan semejantes crímines perpetrados por los representantes de la fe. Lo cierto es que la Iglesia Católica debe plantear una política de reparación de las víctimas y, como mínimo, alguna compensación económica.

  3. Joaquin Ulloa dice

    Es increíble como se protegen unos a otros en algo que realmente es un delito. Los poderosos no pueden seguir enturbiando los procesos normales de la justicia y la ética.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.