Familiares de mapuches en huelga de hambre responsabilizan a Gobierno de un posible “desenlace fatal”

Hoy se cumplen 76 días desde que Héctor Llaitul, Ramón Llanquileo, José Huenuche y Jonathan Huillical comenzaron la huelga de hambre que hoy los tiene en un estado de desnutrición severa. Condenados a 25 y 20 años de prisión por el ataque en 2008 al fiscal Mario Elgueta, los comuneros y sus familiares demandan un “juicio justo”, es decir, sin resabios de la Ley Antiterrorista. El viernes 3 de junio la Corte Suprema se manifiesta respecto de este caso, ya sea anulando o ratificando dicho dictamen condenatorio del Tribunal Oral de Cañete.
En un comunicado público, los familiares de los 4 comuneros mapuche detenidos por el llamado “juicio de Cañete” responsabilizan al gobierno de “algún desenlace fatal” que pudiera tener la huelga de hambre que llevan Héctor Llaitul, Ramón Llanquileo, José Huenuche y Jonathan Huillical desde hace 76 días. Asimismo, responden al ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet, quien aseguró que el gobierno ha cumplido con el compromiso de no juzgar a los presos con la Ley Nº 18.314 (Antiterrorista). En el texto se lee: “Emplazamos al Gobierno Chileno a señalar cuáles fueron las pruebas objetivas que llevaron a sus abogados a la convicción de la culpabilidad de nuestros familiares. Les llamamos a demostrar que ellos NO utilizarían la Ley Antiterrorista, como señala el Ministro Larroulet”. El elemento que, a juicio de los familiares, corresponde a dicha ley es la utilización de un testigo protegido, del cual no se conoce identidad, y de pruebas reunidas en el marco de la legislación antiterrorista.
También la defensora penal pública Paula Vial expresó, a Radio Cooperativa, su desacuerdo con los dichos del ministro. Dijo que tanto la investigación como el juicio se desarrollaron en el marco de la Ley Antiterrorista, “y esto supuso una serie de prebendas procesales, de beneficios, que facilitaron un poco el arribar a esta sentencia, una sentencia que cuestionamos profundamente, que está basada principalmente en el testimonio de un testigo sin rostro que no podemos identificar y que tampoco podemos contrastar adecuadamente”.
Se acerca una de las fechas clave del caso, este viernes 3 de mayo, en que la Corte Suprema se pronunciará ratificando o rechazando el dictamen del Tribunal Oral de Cañete, que condena a 25 años de cárcel a Llaitul y a 20 a sus compañeros por el ataque al fiscal Mario Elgueta en octubre 2008. Los cargos son maltrato de obra a Carabineros y daños a vehículos policiales. Trascendió que, de no ser anulado el juicio, los grupos mapuche llevarían el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, según expresó Natividad Llanquileo, vocera de los comuneros detenidos, a Terra.cl.
Un precedente importante para las agrupaciones mapuches es lo ocurrido el pasado 26 de mayo, cuando la Corte de Apelaciones de Concepción ratificó la sentencia del Juzgado Militar de Valdivia, que en diciembre de 2010 decidió absolver a los 4 detenidos de los mencionados cargos.
Hay gran repercusión en la prensa latinoamericana por el estado de salud de los mapuche. Según informó a Cooperativa su médico tratante, Juan Carlos Reinao, Llaitul y Hullical presentan una “desnutrición muy severa”. Llanquileo y Huenuche, en tanto, se encuentran internados en el Hospital San José de Victoria, institución que comunicará a la brevedad su estado. Se estima que todos han disminuido más de 20 kilos.
Los familiares de los comuneros detenidos no han estado solos en sus demandas. El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) rechazó, en un comunicado con fecha 25 de mayo de 2011, la aplicación de la Ley Antiterrorista, en especial a grupos específicos en virtud de su pertenencia étnica o política u otra condición social, lo cual viene a respaldar sus objeciones a la utilización del testigo protegido.
Entre otras voces que se han sumado a la petición de un “juicio justo” están agrupaciones de Derechos Humanos y de apoyo a la causa mapuche en todo el mundo. Además, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, indicó que terminar con la actual situación de este pueblo sólo está en manos del gobierno de Piñera, según informó Radio Universidad de Chile. Los presos también recibieron el apoyo del ex candidato presidencial Jorge Arrate, actual líder de la Nueva Fuerza de Izquierda, quien los visitó en la Cárcel de Angol el viernes pasado.
Los familiares añadieron, en el comunicado, que su causa no termina con la nulidad del juicio de Cañete, sino que buscan que se asegure que ningún otro mapuche sea formalizado por Ley Antiterrorista en la reivindicación de sus tierras.
Más información:
Comunicado de Familiares de Presos Mapuche 30/05/2011
INDH rechaza aplicación de Ley Antiterrorista
(C.A.R.)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.