Familia de Allende estudia acciones contra TVN por reportaje que plantea posible asesinato del ex presidente

Informe Especial emitió anoche un reportaje donde se sugiere la hipótesis de un asesinato de Allende, lo que siembra dudas a la versión oficial y manejada por la familia de un suicidio. Frente a esto, la senadora Isabel Allende se mostró indignada, y acusó a la estación de “faltar a la verdad”. La familia del ex mandatario estudia acciones contra el canal público, particularmente una queja ante el Consejo Nacional de Televisión.  En horas de la tarde de este martes, la parlamentaria emitió una declaración pública donde llamó a la “seriedad investigativa”, y señaló que, como familia, se volverán a referir al tema cuando finalice el proceso exhumatorio en curso.

 La hija del ex presidente Salvador Allende, la senadora PS Isabel Allende Bussi, se mostró muy molesta por el reportaje emitido anoche  por TVN en que se especula sobre un posible asesinato del ex mandatario. “Como familia me duele muchísimo que hayan hecho esto, creo que no corresponde”, dijo en entrevista con Radio 953 Fm, y que “me parece una falta de respeto total” ya que “no había necesidad de hacer esto”, salvo por un “golpe periodístico” o por tener rating, según acusó.

Además, acusó a la estación televisiva de “faltar a la verdad” por presentar “con gran espectacularidad” como inédito un expediente de la Fiscalía Militar, con detalles de la autopsia y las circunstancias de la muerte de Allende el 11 de septiembre de 1973. Según TVN, el documento estaba perdido hace décadas y llegó el año pasado a sus oficinas, pero la senadora asegura que éste ya estaba en el expediente del juez Mario Carroza, por lo que no es inédito. “Me parece muy mal que el único canal público que tenemos sea tan poco serio”, señaló. Por esto, la familia estudia presentar un reclamo ante el Consejo Nacional de Televisión, ya sea directamente o por vía parlamentaria.

Recalcó que el único estudio científico que se está llevando a cabo, con especialistas, es el que desde hace una semana efectúa el equipo de expertos internacionales y nacionales comandado por el director del Servicio Médico Legal (SML) Patricio Bustos. “Los únicos que hoy están en condiciones de establecer una verdad son los que están trabajando con los restos”, “no se puede estar haciendo especulaciones basados en un informe hecho el año ’73” en condiciones “bastante irregulares”.

En conversación con otros medios calificó el hecho como “sensacionalista” y “amarillista”.

En el reportaje se presentó la opinión del experto uruguayo Hugo Rodríguez, quien se especializa en el método “autopsia histórica”, la cual la senadora descartó por no estar trabajando directamente con los restos de Allende. La hipótesis sugerida por TVN es la de un posible asesinato, ya que se dice que hay otro orificio de bala en el cráneo del ex presidente, realizado con un arma de calibre más bajo que la AK 47 con la que, según la versión oficial, se habría suicidado, y que sería anterior a este.

En horas de la tarde de este martes, la parlamentaria emitió una declaración pública donde llamó a la “seriedad investigativa”, y señaló que, como familia, se volverán a referir al tema cuando finalice el proceso exhumatorio en curso.

A la polémica sobre las versiones de la muerte de Allende se sumó esta tarde la querella presentada por el Partido Comunista por la muerte del poeta Pablo Neruda, ocurrida el 23 de septiembre de 1973. La acción busca aclarar las circunstancias del fallecimiento del vate, que oficialmente fue producto del cáncer terminal que lo aquejaba, y disipar así las dudas sobre una posible intervención de agentes del gobierno militar. Esta versión es sostenida por el chofer Manuel Araya, quien dice que Neruda fue inyectado antes de su deceso para agravar su estado.   

1 comentario
  1. Peter Pando dice

    La senadora Allende se ha indignado. Es su derecho. Pero el programa Informe Especial, que es un programa de investigación periodística, tiene el derecho de investigar todo lo que le parezca de interés general. Las hipótesis que surgen son muchas, sobre todo si se tiene en cuenta las contradicciones evidentes en boca de actores de primera mano que estuvieron presentes en La Moneda el día de la muerte del presidente Allende. Uno de los testigos declara que el presidente estaba solo en el Salón Independencia. Otro confirma que habían otras personas con él. Un tercero afirma que vio salir personas de la oficina de Puccio, contigua al salón donde murió. Los que salieron ¿eran civiles o militares? Otro testigo declara que vio el preciso momento en que el cráneo del presidente estalló. Un militar dice que salieron dos balas al disparar el arma y muestra en la muralla dos impactos. Bartulín, uno de los médicos del presidente, no cree que él haya usado el AKA 47 con el que se habría suicidado. Un médico uruguayo, a partir de un análisis factual de un informe de la autopsia, encontrado por casualidad en los escombros de una casa demolida en Vitacura, concluye que hubo más de un tiro, con dos armas diferentes. Según este análisis, el primer impacto habría sido de una bala de un calibre menor que el de la bala que le voló el cráneo. ¿Fue la primera bala que lo mató? ¿Y quién la disparó? Y si así fuese ¿se podría pensar que el que disparó el famoso fusil no fue el propio presidente sino que un tercero? Quizá fue un suicidio fabricado… ¿Quién sabe? En suma, en este enjambre de información estaría la verdad. Esperemos que Carroza la encuentre y que lo que descubra sea creíble y esté fuera de toda duda razonable. La verdad por dura que sea es la verdad y debe ser conocida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.