Paro comenzó a las 20 horas de anoche con un “Caceroleo Nacional por la Igualdad”

Las dos jornadas de protesta, que fueron convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores, han captado el respaldo de diversas organizaciones sociales, de pequeños y medianos empresarios, ambientalistas, de colegios profesionales, de estudiantes, de derechos humanos, de artistas, organizaciones vecinales y de vivienda.

Diversas organizaciones ciudadanas y de trabajadores, quienes suscribieron el Acuerdo Nacional por Democracia Social para Chile, iniciaron anoche a las 20 horas dos jornadas de protestas, con paralización de actividades incluida, para demandar al Gobierno que dé respuesta a un pliego de peticiones que van desde una nueva Constitución hasta un plebiscito inmediato por la Educación.

La protesta, además, pretende que el Gobierno realice una reforma tributaria, impulse un nuevo Código Laboral y establezca mayores controles del Estado sobre las riquezas nacionales y asegure su manejo sustentable con el medio ambiente. Exige, asimismo, el término de la Concentración de los medios de comunicación, la anulación de la Ley antiterrorista, el fin de la criminalización de los movimientos sociales y el cumplimiento de los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos, así como la creación de políticas públicas que aseguren que “la salud, la educación, la vivienda y los salarios sean derechos consagrados constitucionalmente para todos los chilenos por igual”.

A partir de las 0 horas, de acuerdo a la CUT, se esperaba una paralización total de actividades en el todo el país, la que se mantendrá hasta el jueves 25.

Sin embargo, durante las primeras horas de la mañana, el Metro funciona normalmente y parte de la locomoción colectiva está en las calles, aunque se percibe menos gente. Desde las primeras horas, encapuchados levantaron barricadas en diversas zonas de la capital y se produjeron incidentes en el centro de Santiago, donde manifestantes se enfrentan a Carabineros.

El llamado de la CUT era a paralizar la actividad normal de todas las ciudades del país; no asistir a los lugares de trabajo; generar retrasos colectivos; no utilizar el transporte y locomoción colectiva; no hacer trámites en las oficinas públicas ni pagar cuentas; no enviar a sus hijos a jardines infantiles, colegios y liceos; no comprar en el comercio; no abrir los locales comerciales y negocios.

A las 20 horas de hoy está previsto un nuevo caceroleo. Una hora más tarde, el Colegio de Periodistas, llamó a apagar los televisores, con el objeto de no ver los noticieros, para reflejar el descontento ante la línea editorial monolítica de esos medios de comunicación. El llamado al “black out de televisores” será hasta las 22 horas.

El jueves 25, nuevamente, la convocatoria incluye marchas y concentraciones en todo el país.

En Santiago, a partir de las 10 horas, diversas columnas de trabajadores marcharán al centro en una gran concentración por la Igualdad, la que aún no ha sido autorizada por la Intendencia. La jornada, como los días anteriores, incluye un caceroleo a las 20 horas.

Palabras de Piñera

El jefe de Estado, Sebastián Piñera, a horas del inicio de las dos jornadas de Paro Nacional Ciudadano hizo un llamado al dialogo y señaló que “cada vez que nuestro país se ha unido, hemos logrado grandes progresos, y cada vez que se ha dividido, hemos experimentado enormes retrocesos.

El Jefe de Estado se refirió a la situación que se vive en el país, señalando que “causa dolor como Presidente ver que haya algunos que en estos mismos instantes están trabajando con mucho esfuerzo y dedicación para que nuestro país se paralice”.

Hizo un llamado a los chilenos, “pero muy especialmente a los que ejercen cargos de liderazgo o cargos de elección popular, que hoy día nuestro país requiere más que nunca esa unidad, esa buena voluntad, ese espíritu constructivo, esa disposición al diálogo y a los acuerdos”.

En una actividad en la Fundación Arturo López Pérez, el Presidente de la República, calificó como una “triste y dolora contradicción”, el hecho de que “mientras tantas y tantos chilenos, incluyendo el Gobierno, se esfuerzan para, con esfuerzo, con trabajo, con dedicación y con voluntad, para que Chile avance, Chile progrese y para que los beneficios puedan llegar a todos y cada uno de nuestros compatriotas, haya otros que también se esfuerzan y luchan precisamente por lo contrario, por paralizar nuestro país y por hacerlo retroceder”.

“Causa dolor como Presidente ver que haya algunos que en estos mismos instantes están trabajando con mucho esfuerzo y dedicación para que nuestro país se paralice, para paralizar la salud, para paralizar la educación, para paralizar las carreteras, los puertos, los aeropuertos, las ciudades”, agregó.

En este sentido, el Jefe de Estado afirmó que “no basta con denunciar los problemas o con denunciar las injusticias, también se requiere, y ésta es la parte más difícil, compromiso, voluntad para poder enfrentarlos y resolverlos”.

“Sabemos que están luchando muchos de ellos por causas justas, nobles que las compartimos, pero no basta con saber denunciar un problema, también hay que saber cómo enfrentar ese problema”, dijo.

Transporte público

Un plan de contingencia dio a conocer ayer el ministro de Transporte, Pedro Pablo Errázuriz, para enfrentar el paro de actividades de la CUT. El secretario de Estado aseguró el funcionamiento con normalidad en el Metro de Santiago y señaló que “la gran mayoría de los conductores del TranSantiago ha manifestado su compromiso con la ciudadanía y en ese contexto, mayoritariamente no estarían adhiriendo al paro”.

Dirigentes gremiales, sin embargo, aseguraron que los conductores saldrán retrasados hoy y el jueves asegurando que después de las 17 horas retirarán las máquinas de circulación.

En cuanto al funcionamiento de Metro, agregó que, si bien algunos dirigentes han manifestado su apoyo al paro, el sistema operará normalmente.

El ministro Errázuriz detalló algunas de las acciones que se han implementado en caso de que disturbios pudieran afectar el funcionamiento del transporte en la capital.

“Principalmente nos hemos coordinado con los operadores del TranSantiago y Metro para reforzar sus planes operacionales, sobre todo en los recorridos que puedan ser más vulnerables. También reforzamos la fiscalización y contaremos con apoyo de Carabineros para asegurar el desplazamiento normal de los buses, en caso de ser requerido”, explicó.

Igualmente, durante los días de convocatoria del paro, habrá una revisión permanente, desde la madrugada del miércoles, del funcionamiento del sistema de transportes, desde los distintos centros de operaciones con que cuenta la cartera.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.