Comisión de la Cámara de Diputados: “todo el proceso de Hidroaysén se encuentra viciado”

El presidente de la comisión investigadora, Sergio Ojeda (DC), manifestó que en la evaluación y aprobación del proyecto hidroeléctrico “hubo presiones indebidas por parte de autoridades de gobierno, faltas a la Ley de Probidad e inhabilidades que no se explicaron a tiempo”. “La aprobación de este proyecto es, al menos, cuestionable”, dijo.

Tras ocho meses de trabajo, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados,   constituida en investigadora luego de la aprobación del proyecto HidroAysén en mayo 2011, los diputados integrantes expresaron, a modo de conclusión que, “todo el proceso relacionado con HidroAysén está viciado, desde su inicio, por lo cual nunca debió entrar siquiera al Servicio de Evaluación Ambiental”.

Los legisladores confirmaron, de esta forma, las reiteradas denuncias del Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP), y la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida junto a numerosas organizaciones regionales y nacionales, además del amplio movimiento ciudadano opositor a las represas.

El categórico veredicto de la comisión investigadora fue respaldado mayoritariamente por los diputados Cristina Girardi (PPD), Sergio Ojeda (DC), Enrique Accorsi (PPD), Alfonso de Urresti (PS), Gabriel Asencio (DC), Hugo Gutierrez (PC) y Fidel Espinoza (PS), mientras que Cristián Letelier (UDI) y Joel Rosales (UDI) votaron en contra del resultado de la indagación. El CDP, en tanto recibió positivamente la votación, señalando que “, es un regreso del mundo político transversal ante tantas irregularidades vistas en torno a las represas en Patagonia”.

Para la diputada Girardi, una de las conclusiones principales de la comisión es que deja establecido que “éste es no un problema de hoy, de este gobierno en particular (…)”. “A pesar de que el proyecto no debió haber entrado en evaluación y continuó el proceso, toda la evaluación posterior muestra muchas irregularidades en términos de falta de información, pero también de cambio en los informes –técnicos” agregó la parlamentaria. “El proyecto no cumplió con todos los requisitos y claramente la institucionalidad se corrompió y finalmente falló en relación al procedimiento que tenía que evaluar este proyecto”, puntualizó Girardi.

El presidente de la comisión, Sergio Ojeda, declaró a un medio radial que la evaluación y aprobación del proyecto de cinco represas en la Patagonia chilena presentó, incluso, presiones indebidas. “Hubo presiones indebidas por parte de autoridades de gobierno, faltas a la Ley de Probidad, inhabilidades que no se explicitaron a tiempo, en fin, la aprobación de este proyecto es, a lo menos, cuestionable”, manifestó Ojeda.

Por ahora, se espera que la votación de la comisión investigadora se defina en el pleno de la Cámara de Diputados, última instancia que debería desarrollarse durante marzo próximo.  Luego de ello, se evacuará a la Corte Suprema para que lo considere en la resolución de los alegatos presentados por los abogados opositores a HidroAysén.  Igualmente, a la Contraloría y el Ministerio Público, toda vez que se considera que existen argumentos para impulsar una acción de nulidad de derecho público.

1 comentario
  1. Guillermo dice

    Un proceso viciado como éste no solo debiera revertirse y rechazarse sino que sería adecuado un enjuiciamiento legal a quienes se saltaron procedimientos,obviaron informes y pretendieron y aún pretenden, privilegiar el interés de unos pocos para pisotear toda le legalidad que controla estos proyectos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.