Acuerdo sobre zona franca y combustibles en La Moneda pone fin al conflicto en Aysén

Tras largas siete horas de reunión entre los dirigentes sociales de Aysén y el ministro Cristián Larroulet se llegó a un acuerdo que será presentado a las bases en los próximos días y que, en lo sustancial, significa la creación de una zona franca especial, para regiones aisladas, subvención a los combustibles y un avance importante en los otros puntos del petitorio que mantuvo paralizada a la undécima región del país.

Dentro de escasos minutos, luego de siete horas de reunión y con momentos de marcado dramatismo y emoción, las autoridades de gobierno encabezadas por el ministros Cristián Larroulet y los dirigentes del movimiento social de Aysén, entre ellos Iván Fuentes y Misael Ruiz, firmarán el principio de acuerdo que pone termino al prolongado conflicto de la región austral.

El mismo, que dejó muy contentos a las figuras de este movimiento, Iván Fuentes y Misael Ruiz, establecería una zona especial, franca, que se crearía para zona aisladas, posibilitando de esa forma un subsidio especial para los combustibles. El gobierno, además, se habría abierto a las otras demandas.

Con la firma del documento, los dirigentes volverán a su zona para ratificarlo con las otras organizaciones sociales que no viajaron a Santiago. De acuerdo a lo conseguido, tras casi dos meses de lucha callejera, no habría problemas con otras organizaciones sociales, pues lo conseguido es “bastante”.

Según trascendió, en el marco de las conversaciones, el momento más emotivo de la reunión  se vivió cuando Iván Fuentes se quebró al recordar a las personas que han sido heridas en estas semanas en Aysen. el dirigente, incluso, lloró cuando mencionó a Teófilo Haro, quien perdió un ojo producto de disparos de carabineros.

Ayer, tras una reunión entre los dirigentes sociales y el ministro del interior, Rodrigo Hinzpeter, se había reanudado el dialogo, bajo la condición de que en Aysén se depusieran las tomas de caminos y puentes, comprometiéndose el gobierno a retirar a las fuerzas especiales de Carabineros. Quedó entonces abierta la puerta para tratar los otros puntos de petitorio. En la oportunidad, además, el ministro del Interior deslizó la posibilidad de que las demandas por ley de seguridad del Estado contra 22 personas fueran retiradas.

Ya culminada la reunión y las negociaciones, en este momento se redacta el documento que será firmado y que pondrá término a casi dos meses de conflicto en la undécima región de Chile.

Noticia en desarrollo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.