Michelle Bachelet: ¿Vuelve a La Moneda el 2014?

El verano no fue fácil para la ex mandataria, se recluyó en el sur durante su estancia de diez días en el país y no sacó la voz, luego que la justicia acusara a un ex subsecretario de su gobierno por la responsabilidad en las muertes ocurridas en los tsunamis del 27/F. A pesar de esto, desde Nueva York, mira con atención el proceso chileno y ve como ninguna candidatura de la Concertación logra germinar en las tierras que la esperan a ella.

Son varios los que ya están sonando en la Concertación para diciembre de 2013, desde Andrés Velasco hasta el alcalde Claudio Orrego, pasando por José Antonio Gómez, Ximena Rincón, Ignacio Walker, Ricardo Lagos Weber o Carolina Tohá. Todos quieren suceder a Piñera pero más aún ser una carta probable para los cuatro años siguientes. Están, en buen chileno, “al aguaite”, mirando hacia EEUU, donde una cada vez más fuerte Michelle Bachelet, estudia los pasos a seguir de aquí a la gran presidencial del año próximo.

Ninguno de éstos, precisamente por lo anterior, concentra el fuego cruzado del oficialismo. Es más, hasta son alabados, cada vez que anuncian una postulación. Ello porque en la Alianza gobernante saben que finalmente los nombrados no serán capaces de enfrentar en una primaria a la que hoy aparece como una aplanadora en las encuestas y que los superaría ampliamente en cualquier forma de competencia.

El partido transversal, que han formado los que quieren asegurar La Moneda para la actual oposición, está consciente que no existe plan B a la candidatura de la ex presidenta, como lo reconoció el timonel socialista Osvaldo Andrade hace meses. Al que secundaron luego, en estos días, Guido Girardi del PPD y Aldo Cornejo de la DC. Mientras el primero dijo directamente que apoyaba la repostulación de la ex mandataria, el diputado y jefe de bancada de los falangistas, cercano a Bachelet, destacó que “si uno revisa los números, desde el punto de vista electoral, la posibilidad de un candidato de la DC parecen escasas frente a la ex Presidenta”.

Es decir tres de los cuatro partidos de la Concertación, salvo el PRSD que una vez más insiste con José Antonio Gómez, ya tienen decidido a quien apoyarán en los próximos comicios presidenciales, aunque todavía existen los reticentes.

Falta únicamente que Michelle Bachelet, que deberá tomarse todo el tiempo del mundo para hacerlo, dé el sí. Luego la música, piensa algunos.

Sin embargo, en un grupo muy importante que cruza a todas las colectividades existe el convencimiento que para ganar, además de la carta presidencial, la alicaída Concertación –que es rechazada por más del 80 por ciento de los chilenos– debe ser capaz de confeccionar un programa de cambios y transformaciones sociales. “Lo importante es el programa que sustente al liderazgo que definamos”, apunta Girardi. Al senador, en el PPD, se le suma otro “firme partidario” de la repostulación de la ex mandataria, el ex ministro Francisco Vidal, quien está porque sólo en el caso que ella no quiera, su partido levante otra candidatura, como la de Ricardo Lagos Weber.

Sintoniza con él, otro dirigente histórico de esa tienda, Antonio Leal, para quien su colectividad debe “escuchar la voz del pueblo” y “apoyar desde ya a Michelle Bachelet dedicando sus energías de estos dos años a la defensa de los derechos de las personas, a la construcción de un nuevo proyecto progresista de país y a generar la unidad política y social para que detrás de ella hayan ideas, ciudadanía y una nueva mayoría capaz no solo de ganar las elecciones presidenciales sino de tener la fuerza suficiente para abordar las exigencias de la sociedad que pide a gritos un cambio de modelo económico y político”.

SIGA LEYENDO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE REVISTA EL PERIODISTA

2 Comentarios
  1. VICTOR RODRIGUEZ O. dice

    Los concertacionistas o mas bien sus “lideres” no solamente son socios de la Alianza y tan centroderechistas como ella sino, además, sirvieron al pinochetismo y a la UDI en perfecta calidad de mayordomos con una fidelidad digna de perros guardianes, administrándole y protegiéndole el palacio al patrón tanto como sus intereses económicos y sociales. Unos ‘Perkins’ perfectos, en especial quienes gobernaron Chile desde La Moneda, como fue el caso de los mandatarios (y ‘mandados’) Aylwin Azócar, Frei Ruiz-Tagle, Lagos Escobar y Bachelet Jeria, quienes resultaron ser –finalmente- epítomes del entreguismo y faraones de la ‘liquidación de temporada’, pues vendieron los recursos de Chile a postores extranjeros que eran y siguen siendo, nada nuevo ya, amitos de los patrones de los mayordomos. La verdad no es indolora, por ello los concertacionistas se quejan hoy con gemidos de azotados cuando se les recuerdan sus traiciones, corruptelas y cobardías, pues saben que ni siquiera el brutal cilicio podría enderezarles el alma.
    Vendido ya el 99% del país, enriquecidos los corruptos políticos del duopolio binominal que exprimieron un territorio llamado Chile donde ya nada es de Chile -pues sirvieron de martilleros en el remate de nuestros recursos naturales
    Hoy rasgan vestiduras pontificando respecto de sus supuestas condiciones democráticas, populares y ‘patrióticas’, las cuales jamás tuvieron mientras fueron gobierno. Ni tampoco mostraron tendencias a privilegiar las libertades básicas, como la de prensa, pensamiento y opinión, ya que en los hechos concretos se esmeraron en asfixiar cualquier intento que algunos chilenos quisieron realizar en orden a priorizar las libertades, pues derribaron casi a la totalidad de diarios y revistas independientes, así como jamás pusieron en marcha acciones reales para dar término definitivo al engendro del binominal.

  2. WASHINGTON HERRERA dice

    Sin el animo de polemizar con el lector anterior que recuerda los gobiernos de la Concertación, como entreguista al Capital,pero yo le pregunto que hubiera hecho Ud, cuando el Capital privado en Chile ya era dueña de las riquezas de CHILE,con los cuales se debía gobernar y eran insaciables en poseer más riquezas y lo lograron en comprar los servicios basicos (Agua, Electricidad,telefonía y otras),no se puede desconocer lo hecho por los gobiernos de la Concertación, que debierón gobernar con un Modelo económico salvaje, que los grandes grupos económicos del mundo impusieron.Que hubiera pasado con nuestra Economía en aquellos años,se tubo que aceptar los dictamines que FMI,nos indicaba, lamentablememnte se tubierón que aceptar imposiciones que pesan como fue la privatización de Empresas Basicas de nuestra Economía, no es por eso es ser entreguista, más todavía dos grandes crisis económicas mundiales se tubierón que enfrentar y por no ser populista se soltearón con sobriedad en las finanzas del Estado, pero no en el privado quienes lanzaron a la calle a miles de trabajadores en todas las areas económicas, sino a leer los medios de esa epoca.
    Los politicos de esa epoca aprendieron la lección, que la Gente está primero, que sus necesidades son prioritarias y hoy con mayor razón.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.