Movimiento Social por la Región de Aysén califica actitud del gobierno como un “portazo y una bofetada”

Los dirigentes, tras estudiar las exigencias del enviado de La Moneda, Rodrigo Álvarez, sostuvieron que han dado “múltiples muestras de querer dialogar en pro de la paz social de nuestra tierra –y del país– y de lograr que las justas y legítimas demandas de los patagones sean escuchadas por el Estado nacional.

Como un “portazo” y una “bofetada” calificaron los voceros del Movimiento Social por la Región de Aysén, la actitud del gobierno de Sebastián Piñera de exigir la desmovilización general de los habitantes de la zona y la amenaza de invocar la ley de Seguridad Interior del Estado “sin haber respondido a ninguna de las legítimas 10 propuestas que restan de un documento de 11”.

A raíz de esto, junto con señalar que los patagones son “una comunidad acostumbrada a la adversidad”, hicieron un llamado a “prepararse para resistir” esta actitud del gobierno “con tranquilidad, con humildad pero con la firmeza que nos caracteriza, en la certeza de que lo que estamos demandando es justo”.

Solicitaron, además, al conjunto del pueblo chileno que solidariza con esta causa “a defender esta Patagonia, que es de todos nosotros. Somos una reserva de vida que está al servicio –y es patrimonio– de la Humanidad. Y en particular, les pedimos un gesto también, de expresar de las formas que estimen justas el rechazo que seguro están sintiendo hoy ante la indolencia de nuestras autoridades”.

Los dirigentes, si bien manifiestan que están disponibles al diálogo, no aceptarán “conversar de rodillas” afirmaron. “Somos humildes pero no serviles, y si a esta mirada el gobierno responde con intransigencia y represión, eso ya no es decisión nuestra. Si el gobierno mantiene su postura no sólo tendrá al pueblo de la región de Aysén exigiendo soluciones, sino a todos nuestros hermanos y hermanas chilenos, que se están movilizando ya porque sienten hicieron suyo nuestra lucha. Lo que pueda ocurrir a partir de hoy es sólo responsabilidad del gobierno y su intransigencia”, señala la declaración.

Para destrabar las negociaciones, las que quedaron en punto muerto desde que el enviado presidencial exigiera ayer el desbloqueo de los caminos y el cese de las medidas de presión para entregar respuestas a las demandas ayseninas, los voceros del movimiento social que tiene paralizada la región dijeron que debían conocer la propuesta de La Moneda y, segundo pero más importante aún, “materializar algunos acuerdos concretos en los temas más sentidos por nuestro pueblo.

Los dirigentes, al finalizar, dijeron que era responsabilidad del Gobierno avanzar en la senda de las soluciones y que no desperdiciarán la “oportunidad histórica” que se les presentó para terminar con las postergadas demandas ciudadanas de la zona, una de las más aisladas del país.

1 comentario
  1. Claudio Gallo dice

    El inoperante gobierno de la derecha UdiRn improvisando todos los días , no sabe que hacer para “controlar” Aysén.
    Al presimiente Piñera no le interesa darlas nada a pesar de que en Aysén tuvo una gran mayoría.
    La derecha acaba de perder los votos de Aysén.
    Ahora los inoperantes inventaron que tienen 50 medidas para solucionar los problemas de Aysén.
    En realidad son 50 querellas contra los manifestantes y dirigentes del movimiento social de Aysén.
    Hinzpeter y CHadwick se equivocan, con la “mano dura” solo agravaran la situación en todo Chile.
    Pero como son hijos de la dictadura, solo saben de represión, y no de diálogo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.