Iglesia encuentra “verosímiles” denuncias de abusos sexuales contra Cristián Precht y envía antecedentes al Vaticano

El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, además, informó que se pedirá que se deroguen todas las clausulas que obligan a la prescripción del caso. Precht, quien se encuentra “restringido en sus responsabilidades pastorales” fue acusado en 2011.

Concluida la investigación contra el sacerdote Cristián Precht en Chile, acusado de abusos sexuales, el arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, informó esta mañana que todos los antecedentes recogidos serán enviados a la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano para que establezca el procedimiento a seguir.

Ello, porque según Ezzati, durante esta etapa surgieron “noticias verosímiles” respecto a la responsabilidad de Precht en los hechos denunciados y que, de acuerdo al nuevo protocolo de la Iglesia Católica, deben ser investigados en Roma.

La acusación contra el sacerdote fue realizada en 2011 por el ginecólogo de 78 años, Patricio Vela Peebles, quien denunció que durante la década del 80, su hijo Patricio Vela Montero, fue abusado por el sacerdote cuando éste lo dirigía espiritualmente. El joven se quitó la vida en abril de 1991 en Estados Unidos.

Precht manifestó durante estos meses su inocencia y señaló que las acusaciones no tenían sustento, a pesar de reconocer su cercanía con la familia del joven. “Esta no es una situación de blanco y negro, pues con la familia Vela nos unen grandes afectos”, argumentó el ex vicario.

Ezzati, quien tras el cierre de la investigación previa que realizó el sacerdote Marcelo Gidi, decretó el inicio de nuevas diligencias en enero de este año, mantuvo al ex vicario de la Solidaridad alejado de sus labores pastorales.

 “A fines de octubre de 2011, determiné la conclusión de la investigación previa llevada a cabo por el sacerdote Marcelo Gidi, S.J. Si bien no fue posible acreditar la existencia de un ‘delito canónico más grave’, es decir, de abuso sexual cometido por un clérigo contra un menor de edad, establecí que el presbítero Precht siguiera restringido en sus responsabilidades pastorales mientras se realizaba un proceso administrativo”, señaló Ezzati.

En el mismo, según Ezzati, la autoridad eclesiástica de Santiago analizó y determinó si los testimonios recogidos en el transcurso de la investigación permitían concluir que Precht cometió faltas a los deberes sacerdotales. “Durante la instrucción del proceso, surgieron nuevos antecedentes en materias de competencia exclusiva de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Estos fueron analizados en derecho por dos canonistas”, anunció el arzobispo de Santiago.

Según el prelado estos nuevos antecedentes, que llamó “noticias verosímiles, le permiten afirmar que Precht habría tenido conductas abusivas con mayores y menores de edad.

“Ello exige que las actas del proceso sean transmitidas a la Congregación para la Doctrina de la Fe, porque la autoridad eclesiástica local no es competente, al estar estos ‘delitos más graves’ reservados al mencionado Dicasterio, incluso cuando estén prescritos para la legislación canónica al haber transcurrido 20 años desde que las eventuales víctimas cumplieron 18 años. Como Arzobispo de Santiago pediré para ambos casos la derogación de la prescripción”, señaló Ezzati.

Junto al tema de Precht, monseñor Ezzati se refirió a las denuncias contra otro sacerdote, Alfredo Soiza-Piñeyro, quien manifestó su voluntad de abandonar el ministerio sacerdotal luego de conocer los resultados de la investigación previa. Sin embargo, los antecedentes también serán enviados a la Doctrina de la Fe.

2 Comentarios
  1. Alberto Alcántara dice

    Demorarse 20 años para hacer una denuncia de esta envergadura, me lleva a pensar que hay algo oscuro detrás de esto. Hay que recordar que el sacerdote Cristian Precht, durante la dictadura se la jugó y fuerte. Él estuvo a cargo de la Vicaría de la Solidaridad, lugar donde concurrieron muchas personas perseguidas por los agentes del dictador y que gracias a su ayuda salvaron con vida. Tuve la oportunidad de estar con Cristian Precht, socialmente en un par de oportunidades, en casa de unos amigos que lo conocen muy bien y de esas veces y los relatos de los que los conocen, para mi es impensable una actitud de abusos sexuales.

  2. María Jesús M. dice

    Solo habría que agregar que desde hace meses ciertos sectores Integristas de la Iglesia Católica buscan, por diversos medios, “una especie de empate” con lo que significó para Chile el Caso Karadima…
    Habrá que esperar lo que se decida en la Santa Sede, de momento todos nuestro reconocimiento y afecto al P. Cristián Precht, que supo defender de la vida de tantas personas en la época negra de la dictadura.
    Hay que tratar con sumo cuidado los temas en que se pueden involucrar los “poderes fácticos” que en Chile pesan más de lo que uno se imagina! Atte.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.