Sindicato de periodistas de La Nación responde a Piñera y le recuerda que él cerró un diario de papel con 93 años de historia

La instancia gremial, que dirige la periodista Nancy Arancibia, dijo además que ahora “el mandatario tiene la oportunidad de convertir sus palabras en hechos reales y transformarlo en una política de desarrollo y fortalecimiento de la función pública del medio con estatutos y legalidad que lo garanticen”.

Si bien los periodistas agrupados en el sindicato Nº 3 de La Nación valoraron las declaraciones del presidente Sebastián Piñera en la cena de anoche organizada por la Asociación Nacional de la Prensa, en la que sostuvo que hoy el diario “está al servicio de todos los chilenos”, dijeron que el jefe de Estado “olvidó mencionar que cerró un diario de papel de 93 años y que hasta hoy sostiene una política de cierre de la empresa”.

El matutino La Nación, fundado en 1917, sacó su última edición impresa el 16 de diciembre del 2010 y mantuvo sólo una versión electrónica, la que se mantiene hasta ahora, pero según el sindicato, sin un plan de negocios concreto ni una estrategia editorial.

“Ahora el Mandatario tiene la oportunidad de convertir sus palabras en hechos reales y transformarlo en una política de desarrollo y fortalecimiento de la función pública del medio con estatutos y legalidad que lo garanticen”, señala el comunicado sindical.

Los trabajadores de prensa señalan estar orgullosos del reconocimiento del Presidente, cuando éste dice que “La Nación dejó de ser un diario al servicio del gobierno de turno y de propaganda gubernativa y se ha transformado en un diario al servicio de todos los chilenos”, pero sólo sin con sus palabras quiere “destacar el pluralismo y la permanente voluntad de aportar al derecho de información de los chilenos”, situación que obedece “en gran parte debido a su trabajo y compromiso”.

“Valoramos el reconocimiento que el Presidente Piñera ha hecho a la función que cumple el diario La Nación hoy y creemos que tiene la oportunidad de transformar sus palabras en acciones. Pasar de una política de cierre a una de desarrollo y oportunidades para cumplir con una deuda de libertad de expresión y pluralismo en Chile”, dice el sindicato. Y agrega: “Salir de la resistencia y permanente disminución de recursos y profesionales a un nuevo plan donde se invierta para explotar su potencial como diario pluralista con deber público. Porque lo hemos sostenido en las administraciones anteriores y en ésta, el diario La Nación debe ser de todos los chilenos y tener estatutos y legalidad como diario público que garantice pluralismo y un proyecto de desarrollo transparente”.

En noviembre de 2010 la Empresa Periodística La Nación S.A. tenía más de 340 trabajadores (diario La Nación y Diario Oficial) y hoy sólo cuenta a 121 en sus registros. En mayo de este año cerró su imprenta histórica que durante años no sólo imprimió La Nación, sino que también publicaciones diversas. Se trataba de Puerto Madero, ex imprenta La Nación, que pese a su separación como empresa y cambio de nombre, respondía a la misma propiedad que el resto de la empresa: 30% privado y 70% estatal.

Hace un año y medio, el área periodística tenía a 130 profesionales y hoy cuenta a menos de 30 personas en su equipo. Durante marzo de este año, toda la empresa se trasladó del histórico edificio en Agustinas 1269, construido especialmente para albergar el Diario La Nación, hasta oficinas dentro de un edificio ubicado en calle

Serrano Nº 14. El histórico inmueble permaneces vacío a la espera que el directorio de la empresa determine lo que hará con él: venderlo o arrendarlo.

“No era necesario cerrar y diezmar el diario La Nación para que el Presidente pudiera decir en una cena de la ANP que La Nación es un diario de ‘todos los chilenos’. Antes también lo fue, pero es la transparencia de su línea editorial y administración la que lo dota de contenidos pluralistas y garantiza su misión pública”, finaliza el comunicado del Sindicato del Área Periodística que preside Nancy Arancibia O.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.