Molestia de Larraín con el gobierno motiva su renuncia a la presidencia de RN

El senador, según trascendió, consideró inadecuada la forma en que salió el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, por lo que decidió dejar la tienda de Antonio Varas. Hace algunos meses, el abogado sostuvo que si la campaña interna para elegir al abanderado de la derecha se “desmadraba”, él dejaría la política.

Molesto con la solicitud de renuncia al ministro de su partido, Teodoro Ribera, el timonel de RN y principal sostenedor financiero de ese partido, Carlos Larraín, decidió dejar la presidencia de RN.

Ya el senador, durante la mañana, se ausentó de la tradicional reunión política de los lunes en La Moneda, manifestando su desagrado por la salida de Ribera, envuelto en el escándalo de las acreditaciones universitarias. Luego, por la tarde, visitó palacio acompañado del vicepresidente de su partido, Francisco Chahuán.

Según trascendió, Larraín se molestó con Piñera por ceder a presiones de la UDI que, esta vez, pidió el mismo tratamiento que sufrieron sus ministros o subsecretarios cuando cometieron errores, como Magdalena Matte o Pablo Wagner.

Larraín ya había dicho que si la campaña interna para definir al candidato presidencial de la Alianza se “desmadraba”, el dejaría la política.

Otras voces

Junto con lamentar la noticia de la renuncia del ex ministro de Justicia Teodoro Ribera, el senador Alberto Espina, salió al paso de las críticas al señalar que “cuando una persona ha actuado correctamente creo que puede seguir en el cargo, pero esto es una decisión exclusiva del Presidente de la República”.

“Los ministros de Estado son de exclusiva confianza del Presidente de la República. Cuando un ministro de Estado se da cuenta, como en este caso que tiene que dedicar parte importante de su tiempo a defenderse frente a los hechos de público conocimiento, el Presidente puede disponer de ese cargo y nombrar a una persona que este 100% para el funcionamiento de su cartera”, aseguró el parlamentario.

Respecto a las críticas realizadas por la oposición debido a un supuesto conflicto de interés del ex secretario de Estado, el Senador Espina afirmó que “yo no voy a ser quien para salir a criticar. Si les puedo decir que el ministro Ribera siempre ha sido un ejemplo de honestidad, de probidad y de servicio público. Para él era mucho más cómodo no haber sido ministro. Hubo una situación compleja y tomó una determinación que habla muy bien de él, en vez de aferrarse hasta el último minuto y mantenerse en el cargo”, señaló.

Por último, el Senador Espina indicó que “este caso no complica para nada ni a La Moneda; ni al Gobierno”.

El presidente del Partido Por la Democracia, senador Jaime Quintana, por su parte, indicó que la salida del Ministro Teodoro Ribera de La Moneda representa el termino del piñerismo como estilo de hacer gobierno. “Ya nadie quiere en puestos públicos a personas con conflictos de interés, la ciudadanía espera que quienes detentan esta responsabilidad puedan hacerlo sin presiones como las que hemos evidenciado”, señaló.

En el mismo marco Quintana indicó que Ribera nunca debió ser nombrado como titular de la cartera de justicia al tener vínculos con la Universidad Autónoma, ya que es este Ministerio quien entrega la personalidad jurídica y reconocimiento legal a las universidades privadas.

Además recalcó que “resulta una paradoja que un ministro de una cartera distinta a la de Educación pague los platos rotos por la grave crisis en el Mineduc. Teodoro Ribera hizo lo que no hizo Joaquin Lavin, asumió los costos políticos. Por lo que hacemos un llamado al ministro Harald Beyer, a la luz de estos nuevos hechos, a presentar una indicación sustitutiva al proyecto de superintendencia de educación, ya que el gobierno sabe que así como está no sirve para los fines que se esperaba, por lo que ha sido incluso cuestionado por distintas instituciones cercanas a su propio sector, como es el Centro Estudios Públicos. Este es el momento para que el gobierno demuestre real voluntad de terminar con el lucro” puntualizó.

Por último el timonel afirmó que “Ribera es el chivo expiatorio de una forma privada de hacer gobierno. Esa sombra, la de los conflictos de interés, es la que no ha dejado gobernar a la derecha”.

NOTICIA EN DESARROLLO

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.