Ex PDI asilado tras acusar a Hinzpeter abandonó voluntariamente embajada de Ecuador

El ex inspector de la PDI, que solicitó refugio en la sede diplomática por supuestas amenazas de muerte en su contra, dejó anoche el lugar y entregó una carta donde dijo que asumía “la responsabilidad de lo que me pueda pasar en Chile, donde no existen garantías para mi seguridad”. Denuncia en 55 segundos.

El ex funcionario de la PDI, Fernando Ulloa Castillo, abandonó anoche la embajada de Ecuador en Santiago, lugar en el que se encontraba desde el 24 de enero solicitando asilo político.

El ex policía en una entrevista realizada por el periodista Patricio Mery y difundida por youtube (ver aquí), acusaba al entonces ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, de supuestamente encubrir “una gigantesca red de narcotráfico dentro de la PDI que involucra a altos jefes de la institución”.

Según radio Universidad de Chile, el ex detective habría efectuado la denuncia en La Moneda el 16 de mayo de 2011, acompañado por el abogado Aldo Duque y la diputada Mónica Zalaquett, quien –en este video– confirma la información.

“En dicha reunión, según el denunciante, le entregó al secretario de Estado información sobre grandes cantidades de clorhidrato de cocaína que ingresaban por el paso de Colina, más de 300 kilos de droga que, ingresada en forma parcelada y en televisores, era escoltada y vendida por funcionarios de la PDI”, señala la emisora universitaria.

Luego de esta cita, los antecedentes habrían sido remitidos, por segunda vez, al ex fiscal Alejandro Peña quien, según Fernando Ulloa, los habría ocultado.

La defensa de Ulloa, una vez despedido de la institución, la tomaron los abogados Nelson Caucoto y Rubén Jeréz.

Sin embargo, en medio de los trámites judiciales, Ulloa ingresó a la embajada de Ecuador en Santiago y solicitó asilo político al gobierno del presidente Rafael Correa.

Anoche, a las 22:10, de acuerdo a un comunicado de la sede diplomática, “el ciudadano chileno requirente de asilo, abandonó voluntariamente la residencia de la Embajada del Ecuador en Chile, ubicada en Américo Vespucio Norte 1541”. Previamente al retiro, según la representación ecuatoriana, Ulloa entregó al embajador Francisco Borja una carta manuscrita, dirigida al canciller de su país, Ricardo Patiño, en la que agradece al Gobierno del Ecuador “por haber resguardado mi vida durante este tiempo” y, más adelante, manifiesta: “asumo la responsabilidad de lo que me pueda pasar en Chile, donde no existen garantías para mi seguridad”.

Ulloa Castillo permaneció casi un mes en las dependencias de la Embajada, primero en las oficinas y posteriormente en la residencia, tras solicitar asilo en razón de haber recibido -según su propia versión- amenazas de muerte. “Al momento de abandonar la residencia de la Embajada, el Gobierno del Ecuador se hallaba en proceso de estudio de su solicitud de asilo”, finaliza el comunicado.

1 comentario
  1. RAUL SANTA ANA dice

    ESTE RETROCESO SOLO ES COMPARABLE A LA CORRUPCIÓN DE LAS INSTITUCIONES ARMADAS EN TIEMPOS DE DICTADURA, CUANDO NO EXISTÍAN PODERES FISCALIZADORES Y PODÍAN ROBAR, VIOLAR LOS DDHH,TRAFICAR Y COMETER TODO TIPO DE ABUSOS.LAS AUTORIDADES CIVILES SE HACEN CÓMPLICES DE ESTOS DELITOS CUANDO LOS CALLAN Y LOS OCULTAN. TODOS DEBEN SER JUZGADOS COMO CUALQUIER CIUDADANO Y NO SE LES DEBE DAR UN TRATO PRIVILEGIADO PORQUE ESO CORRESPONDE A COMETER UN ACTO DE CORRUPCIÓN. SON MUY MALAS SEÑALES LAS QUE NOS HA TRAIDO ESTE GOBIERNO FASCISTA.ES COMO RETROCEDER A LOS PEORES EPISODIOS DE NUESTRA HISTORIA.
    NO DEBEMOS TOLERAR LA IMPUNIDAD PARA LOS DELINCUENTES DE ESTA HIPÓCRITA DERECHA GOBERNANTE. LAS DROGAS SON UN AZOTE QUE AFECTA A TODO EL PAÍS, PERO PARECE QUE EL MODELO NEOLIBERAL ES TAN PRAGMÁTICO QUE NO LE HACE ASCO A LOS INGRESOS POR CONCEPTO DE TRÁFICO. POR ESO TANTO SILENCIO.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.