Evasión tributaria internacional: revelación periodí­stica mundial fuerza investigación sobre paraísos fiscales

DineroAutoridades de impuestos de EEUU, Inglaterra y Australia no habían investigado hasta ahora, a pesar de disponer de completos antecedentes desde hace años, protegiendo de facto a los más ricos pese a la necesidad de aumentar la recaudación para enfrentar la crisis fiscal que afecta a esos paí­ses.

Por Marco Ficieri (Especial para El Periodista)

(PARIS) La revelación hace unas semanas de que Laurence Golborne, el entonces candidato presidencial de la UDI, tení­a una empresa de papel en las Islas Vírgenes Britá¡nicas, a través de la cual eventualmente podía derivar y ocultar fondos para evadir el pago de impuestos en Chile, no es un caso aislado. Golborne tuvo que renunciar a su candidatura, y de seguro deberá enfrentar investigaciones legales y financieras.

Sin embargo, cientos de miles de corporaciones y personas alrededor del mundo continúan ocultando fortunas substancialmente mayores que las del polí­tico chileno, esquivando así­ su obligación de contribuir impositivamente a los gastos del sector público. Así lo indica una investigación sobre el ocultamiento de fondos para evadir impuestos en los denominados paraí­sos tributarios, que es llevada a cabo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (International Consortium of Investigative Journalists ICIJ en Inglés).

Lo ya revelado por esa investigación ha obligado a las autoridades impositivas de los EEUU, el Reino Unido y Australia, entre otras naciones desarrolladas, a iniciar sus propias investigaciones. EL ICIJ es el brazo internacional del Centro para la Integridad Pública (Centre for Public Integrity CPI).

Lo que presionó a dichas autoridades que, en su investigación, el ICIJ descubrió que ellas disponen desde hace años de importantes volúmenes de información sobre los fondos ocultos en paraí­sos fiscales de Singapur, las Islas Vírgenes Británicas, Islas Cayman y las Islas Cook. La investigación del ICIJ habría producido evidencia de que, pese a tener antecedentes respecto del ocultamiento de fondos en esos lugares, esos organismos simplemente habían decidido no intervenir.

Finalmente, en una medida que evidentemente busca prevenir el bochorno y las preguntas difí­ciles de responder que originará la exposición de la situación, el jueves el Servicio de Ingresos Internos (IRS) de los EEUU informó que, junto a sus similares británico y australiano, está abriendo una investigación sobre el ocultamiento de fondos en el exterior para evadir impuestos.

Al día siguiente, el matutino británico The Guardian publicó un reporte, según el cual más de un centenar de las personas más acaudaladas del Reino Unido habían sido descubiertas ocultando miles de millones de libras esterlinas en paraísos financieros de ultramar, en lo que se describió como el resultado de “la mayor investigación de evasión de impuestos jamás llevada a cabo”.

George Osborne, Ministro de Hacienda del Reino Unido, emitió entonces una advertencia, dirigida tanto a los evasores como a los asesores y contadores que le ayudan a ocultar sus fondos. Osborne dijo que “el mensaje es simple: si ustedes evaden los impuestos, les perseguiremos”. Respaldando al dignatario británico, desde los EEUU el IRS emitió un comunicado, anunciando que “nuestro trabajo en conjunto con el Reino Unido y Australia es un reflejo de nuestra determinación para lograr nuestro mayor objetivo, que es no dejar refugio seguro a la gente que trata de evadir el pago de sus impuestos ilegalmente”.

Sin embargo, las autoridades del Reino Unido no explicaron porque esperaron cuatro años para iniciar acciones contra los evasores, pese a haber recibido muy completa información de manos de una fuente del mundo financiero en el 2009. No se dio ninguna razón para explicar la demora en iniciar una investigación oficial de esa información hasta ahora, sólo después de que la ICIJ comenzó a publicar los resultados de su propio reporteo investigativo.

La investigación del ICIJ

Desarrollando la que puede ser la investigación periodística colaborativa internacional más larga de la historia, el ICIJ ha trabajado con cerca de 2 y medio millones de fichas electrónicas, obtenidas a lo largo y ancho del mundo, y sus resultados ya han sido revelados en treinta diferentes notas publicadas en una docena de países de Europa y Norteamérica. Sus revelaciones sobre los paraísos fiscales, que a esta fecha ya han sido citados más de 9 mil veces por medios de prensa alrededor del mundo, han impactado a la opinión pública de Europa, remeciendo a sus clases políticas.

La investigación periodística ha abierto los secretos de más de 120 mil compañías y fondos de inversión de ultramar, incluyendo las identidades de cerca de 130 mil propietarios y asesores, exponiendo las operaciones de evasión de impuestos de figuras políticas, artistas y gente muy acaudalada de más de 170 países

Denominado Secretismo para la Venta: Dentro del Laberinto del Dinero Internacional en Ultramar, este es el mayor proyecto de periodismo investigativo desarrollado por el ICIJ en sus quince años de existencia.

El organismo fue creado en 1997 como el brazo internacional del Centro para la Integridad Pública, para extender las actividades de periodismo de denuncia de este último fuera de las fronteras de los EEUU. Hoy cuenta con una red de 160 periodistas distribuidos en más de 60 paí­ses. Sus temas incluyen el crimen internacional, la corrupción y la responsabilidad del poder polí­tico.

Durante el desarrollo de Secretismo a la Venta -que seguirá adelante- el ICIJ ha trabajado con 86 periodistas investigativos de 46 países, empleando técnicas que combinan los más modernos sistemas informáticos de revisión de datos con el tradicional y no menos efectivo reporteo en la calle. El resultado ha sido la revelación de las aristas inéditas del muy prospero y creciente negocio del fraude al Fisco, la evasión tributaria y la corrupción polí­tica.

Para el análisis de la documentación y el reporteo, la ICIJ ha trabajado junto a Le Monde en Francia, The Guardian y la BBC en el Reino Unido, Deutsche Zeitung y Norddeutscher Rundfunk en Alemania, The Washington Post en los EEUU, la CBC en Canadá y otros 31 medios impresos y electrónicos alrededor del mundo.

 

1 comentario
  1. Karen dice

    La nota es fuerte, pero no debería sorprendernos. Vivimos en un mundo donde se privilegia y cuida a los los ricos y poderosos.
    La pregunta que queda flotando es si estamos realmente en medio de una crisis económica y financiera. Viendo que hay tanta gente que anda ocultando sus fortunas, para no pagar sus impuestos, es como para creer que no.
    Quizas es sólo un montaje, para justificar recortes de gasto fiscal que afectan fundalmente al gasto social, con el fin de desmontar al mal llamado sistema de bienestar y entronizar la inequidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.