Gloria Ana Chevesich se convierte en la cuarta mujer de la Corte Suprema

chevesichLa ministra, que cobrara notoriedad en la investigación del llamado caso MOP-Gate, recibió el apoyo de 26 senadores, entre ellos los socialistas Camilo Escalona y Fulvio Rossi. Votaron en contra otros de la misma tienda, como Juan Pablo Letelier e Isabel Allende. Lagos Weber también se opuso a la designación de Chevesich.

Por 26 votos a favor, 5 en contra y 5 abstenciones, Gloria Ana Chevesich se convirtió hoy en la cuarta mujer en la Corte Suprema.

La magistrado, que se desempeña actualmente como presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago, fue propuesta por el presidente Sebastián Piñera para suplir la vacante producida por el cese de funciones de Adalis Oyarzún Miranda.

Si bien la Concertación votó dividida, especialmente entre la DC y el bloque PS-PPD, fueron senadores de este sector los que permitieron que la abogada lograra llegar al máximo tribunal. Escalona y Fulvio Rossi votaron a favor. Isabel Allende, Ricardo Lagos Weber, Jaime Quintana, Alejandro Navarro y Juan Pablo Letelier rechazaron el nombramiento de la ministra que investigó el llamado MOP-Gate. De la DC sólo Frei y Rincón se abstuvieron, al igual que Tuma, Girardi y Gómez, porque los demás senadores de la falange votaron positivamente: Alvear, Sabag, Zaldívar, Pizarro y los Walker.

Los senadores que rechazon a Chevesich, entre otros argumentos, lo hicieron por su actuación en casos de violaciones a los DDHH, donde se inclinó por aplicarle al ex director de la DINA, Manuel Contreras, el beneficio de la irreprochable conducta anterior. También por sus votaciones, dentro de la Corte de Apelaciones, en contra de procesos vinculados a los derechos de los consumidores y de los trabajadores.

Rossi, uno de los opositores que se inclinó a favor de Chevesich, rechazó estos argumentos y sostuvo que el deber del Senado era velar por la autonomía del Poder Judicial. “Habría sido una mala señal votar en contra de una ministra que investigó uno de los casos más importantes de corrupción. Nadie se atrevería, en el futuro, a perseguir ese tipo de situaciones”, señaló el senador PS.

1 comentario
  1. RAUL SANTA ANA dice

    Cambia nada cambia.
    Los poderes fácticos mantienen móviles sus adiposos tentáculos y los pragmáticos exconcertacionistas continúan tranzando por migajas y tal vez por algunas ratonas lucas.
    Esta fulana con sus fallos se hizo cómplice de los actos que cometieron los criminales que defendió con su voto. Su argumentación legal para justificar dichos fallos no pasa de ser una maniobra leguleya que actuó en complicidad con sus superiores.
    Qué posibilidad tendrán ahora los familiares de las víctimas asesinadas cuando se coloca en la testera de la corte suprema a gente sin ética y sin moral.
    Ya han esperado 40 años para que se haga justicia. ¿Qué esperan entonces aquellos que hacen ingenuos llamados a la paz y a la reconciliación? Mientras no haya justicia, NI JUSTICIA NI PERDÓ.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.