Justicia española decreta Prisión Provisional para Solar y Caballero por bomba en Zaragoza

bombaEl juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ordenó hoy el ingreso en prisión provisional de dos anarquistas, de origen chileno, detenidos como presuntos autores de la colocación de un artefacto explosivo en la basílica del Pilar de Zaragoza, y libertad provisional para los otros tres arrestados.

Francisco Javier Solar Domínguez y Mónica Andrea Caballero, a quienes el magistrado les imputa los delitos de pertenencia a organización terrorista, estragos terroristas por la colocación del artefacto de Zaragoza y conspiración para la comisión de estragos terroristas en el Monasterio de Montserrat (Barcelona), fueron sometidos a prisión provisional en España.

Los otros tres detenidos, Valeria Giacomoni, Rocío Yune y Gerardo Damián Formosa quedaron libres con comparecencias semanales, retirada de pasaporte y prohibición de salida del territorio, acusados de colaborar con esas organizaciones anarquistas.

Tanto Solar como Caballero, cuya detención provocó gran revuelo mediático en Chile, fueron procesados en el llamado caso Bombas, pero finalmente fueron absueltos por la justicia chilena.

En su decisión, el juez español consideró que los inculpados pertenecen a la asociación anarquista FAI-FRI, declarada ilegal por la Unión Europea, y que en España actuaba bajo las siglas de la asociación anarquista-insurreccionista GAC (Grupo Anarquista Coordinado) Comando Mateo Corral, sobre el que se ha encontrado un documento en el domicilio de los dos hombres que ingresan en prisión.

El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, tiene fama de duro y, por ende se entiende que haya prorrogado hasta el máximo permitido por la ley la incomunicación de los detenidos, cosa que en España no es usual, en especial por acciones delictivas que no han tenido gran repercusión social.

En el pasado, incluso, Velasco se prestó a montar una mascarada, para acusar al gobierno de Chávez de estar vinculado con el terrorismo de ETA en un turbio asunto que finalmente quedó en una burda maniobra mediática de descrédito del gobierno de Venezuela.

Valeria Giacomoni, nacida en 1979 en Italia, Rocío Yune Mira Pérez, nacida en 1982 en Chile (pero con la ciudadanía española) y Gerardo Damián Formoso, nacido en 1980 en Buenos Aires, han sido recibidos a la salida de la Audiencia por un grupo de simpatizantes que, junto a los liberados, han proferido gritos e insultos a los medios de comunicación.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que está de guardia esta semana, ha tomado su decisión tras tomar declaración a los cinco arrestados, que han llegado a primera hora de la mañana en dos furgones policiales.

Según las fuentes, el magistrado ha ordenado el ingreso en prisión provisional sin fianza para Francisco Javier Solar Domínguez y Mónica Andrea Caballero al considerar que pertenecen a la asociación anarquista FAI-FRI, declarada ilegal por la Unión Europea (UE).

Los dos chilenos, según las investigaciones, supuestamente actuaban en España bajo las siglas de la asociación anarquista-insurreccionista GAC (Grupo Anarquista Coordinado Comando Insurreccional Mateo Morral), del que se ha encontrado un documento en el registro del domicilio de uno de los arrestados, siempre según la Policía.

La Policía Nacional detuvo el pasado jueves a cinco personas en dos registros en Barcelona, como presuntos autores del ataque con un artefacto explosivo en la Basílica del Pilar, el pasado 2 de octubre, que causó destrozos y un herido.

Ese comando anarquista reivindicó tanto esta acción como la colocación de un artefacto, que no llegó a explotar, en la catedral de La Almudena de Madrid el pasado 7 de febrero.

Fuentes policiales han reconocido que ambos sucesos tienen “muchas similitudes”, pero aún no se ha podido precisar si los arrestados son los autores de sendas acciones.

A todos los procesados, como es habitual en España, se les asignó un abogado del turno de oficio para que se haga cargo de su defensa, si es que no han designado estos un abogado particular.

La información de prensa española, única fuente hasta ahora, indica que a Solar y Caballero se les habría levantado la incomunicación.

Una de las aristas que extraña a los analistas es que la Agencia Nacional de Inteligencia de Chile, según trascendió en el diario La Tercera, habría estado hace varias semanas trabajando con la policía en España. El propio director de la entidad, quien estuvo personalmente en Madrid, se reunió durante su visita con el embajador de Chile, Sergio Romero, ambos militantes de RN.

Con motivo de su viaje a Madrid elaboró un informe que desde hace ya varias semanas estaba en conocimiento del Ministro del Interior. Se dice que el documento del organismo de inteligencia chileno tomó forma luego del viaje a Madrid que realizó el director de la entidad, Gonzalo Yuseff, y dos funcionarios de la agencia, tras un requerimiento de información emitido por la policía española.

Un informe de cinco páginas de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), definido como de carácter “secreto”, le fue entregado al ministro del Interior, Andrés Chadwick. En el documento, de fecha 8 de noviembre, se advertía sobre la “próxima detención de los anarquistas chilenos del caso bombas en España, por atentado en Zaragoza”, Mónica Caballero Sepúlveda (25) y Francisco Solar Domínguez (34).

No se descarta, entonces, que las motivaciones de la policía en España tengan más fundamento en antecedentes provenientes desde Chile que en pruebas conseguidas en los actos terroristas ocurridos en España.

De hecho, a pocas horas de las detenciones y cuando prácticamente no existían mayores antecedentes sobre las mismas, el embajador Romero visitó el ministerio del Interior de España para felicitar al titular de la cartera por las capturas de los supuestos terroristas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.