La cuarta es la vencida: Corte de Rancagua sobreseyó a Sebastián Dávalos

El hijo de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, consiguió su sobreseimiento definitivo en el caso Caval.

La Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Rancagua, presidida por el ministro Marcelo Vásquez, sobreseyó hoy definiticamente al hijo de la presidenta Bachelet, Sebastián Dávalos, en el denominado caso Caval.

El recurso había sido ingresado por la defensa del hijo de la mandataria, después que el 18 de diciembre pasado el Tribunal de Garantía de O’Higgins rechazara uno anterior, en la causa que se lo investigó por presuntos delitos en la compra y venta de tres predios en la comuna de Machalí. 

A la audiencia en la Corte realizada este martes asistieron tanto Dávalos como su esposa, Natalia Compagnon.

Dávalos fue sobreseído de los delitos de tráfico de influencias, revelación de secreto, uso de información privilegiada y negociación incompatible, de los que era acusado por la Fiscalía de Chile en el marco del caso Caval.

Tras ser sobreseído, Dávalos conversó con la prensa que se encontraba a la salida de tribunales y leyó un comunicado, acusando que el Caso Caval “dejo hace mucho rato de ser un caso penal y ahora es un caso político, donde se nos ha enjuiciado a mí y a mi familia”.

“No me sorprendería que después de emitido este comunicado la muy corrupta fiscalía intente formalizarme por algún delito inexistente a modo de represalia”, sostuvo Dávalos.

El hijo de la mandataria señaló que han pasado tres años de la investigación y que “hasta hoy todavía no he sido formalizado ni menos acusado”, al tiempo que criticó a la Fiscalía por “negarse sistemáticamente a mi sobreseimiento”.

Además, acusó que la Fiscalía permitió que información secreta sobre el juicio se filtrara a los medios de comunicación.

“Durante el último mes, la Fiscalía permitió filtraciones al menos a tres medios distintos: La Tercera, El Mercurio y Tele 13; las filtraciones son un delito”, agregó.

El matrimonio compuesto por Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon, socia de una empresa llamada “Caval”, es investigado desde 2015 por presunto tráfico de influencias, delitos tributarios y uso de información privilegiada.

En ese periodo, Dávalos trabajaba en el Gobierno, en la Dirección Sociocultural de la Presidencia, cargo al que renunció cuando el escándalo se hizo público.

Caval obtuvo alrededor de 9 millones de dólares de financiamiento de parte del Banco de Chile, luego de que Dávalos y Compagnon se reunieran con uno de los mayores empresarios bancarios del país, Andrónico Luksic.

Con ese dinero la compañía compró terrenos en la localidad de Machalí y los revendió a un alto precio, asegurando que habría un cambio de suelo en el sector.

La aprobación ciudadana a la presidenta Bachelet cayó considerablemente desde que se conoció públicamente el caso. (Sputnik)

zzz/fb/ry

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.