Londres 38 busca impedir que responsables de "vuelos de la muerte" queden en libertad

La organización de memoria ingresó una solicitud para impedir que dos exagentes de la última dictadura sean liberados, dijo Gloria Elgueta, miembra de la organización.

“Ingresamos una solicitud que busca impedir la libertad de los exagentes Carlos Mardones y Richter Nuche”, contó Elgueta.

La semana pasada la justicia chilena dejó en prisión preventiva a Mardones y Richter mientras son investigados por el delito de lanzar tres personas vivas al mar desde un helicóptero del Ejército.

El viernes, los integrantes de la fundación pro derechos humanos Londres 38 ingresaron una solicitud a la Corte de Apelaciones de Valparaíso para pedir que los exagentes no queden en libertad mientras se les investiga, como lo están pidiendo sus abogados.

“Esperamos que se acoja nuestra solicitud y que el juez considere la importancia que tiene este caso”, afirmó Elgueta.

Elgueta aseguró que muchos de los exagentes que han quedado en libertad mientras se les investiga han rehuido de los procesos y hoy se encuentran prófugos, algo que ellos quieren evitar.

“Hay por lo menos ocho casos de represores que se encuentran prófugos de la justicia tras haber sido dejados en libertad, lo que revela la incompetencia de la policía para localizarlos”, señaló.

Además, dijo que no solo esperan el pronunciamiento de la justicia por este caso, sino también del Gobierno.

“Es una responsabilidad del Estado hacerse cargo de crimines que fueron cometidos por su propia gente”, dijo, aludiendo a los funcionarios de la dictadura.

Por último, hizo una crítica en general a los tribunales de justicia chilenos, afirmando que estos “han abandonado las investigaciones relacionadas con el tema de los detenidos desaparecidos”.

“La mayoría de los tribunales no investigan ni los traslados, ni los homicidios, ni los exterminios ni los ocultamientos de cuerpos durante la dictadura”, añadió.

VUELOS DE LA MUERTE

El viernes el diario digital El Dínamo reveló uno de los testimonios que permitió procesar a Mardones y a Nuche por el lanzamiento al mar de tres personas.

El militar en retiro Juan Guillermo Orellana confesó a la justicia que participó en uno de los llamados “vuelos de la muerte” en 1973, donde fueron lanzados al mar Ceferino Santis, Luis Norambuena y Gustavo Farías.

Orellana reveló que en aquel helicóptero iba Nuche y también, Miguel Krashnov y Emilio de la Mahotiere, dos exagentes que actualmente se encuentran presos por otros delitos cometidos en dictadura.

Esta forma de asesinato llamada vuelo de la muerte se realizaba durante el régimen de Augusto Pinochet y también en otras dictaduras latinoamericanas, con el objetivo de hacer desaparecer los cuerpos de las víctimas.

En Chile, el régimen de Pinochet utilizaba el término clave “operación retiro de televisores” para referirse a esta práctica. (Sputnik)

zzz/fb/ms

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.