Cámara “no admite” acusación constitucional contra ministro de Salud

En el contexto del análisis de la acusación, la defensa del Secretario de Estado apeló a la llamada “cuestión previa”, la cual refuta desde la forma la presentación del libelo acusatorio. Al acogerse esta solicitud, por mayoría de votos, jurídicamente se entiende por no presentada, dando término al proceso.

Por algo más de dos horas, la Sala de la Cámara de Diputados se abocó a abordar la acusación constitucional en contra del Ministro de Salud, Emilio Santelices, a la luz de los antecedentes aportados por su defensa, el abogado Jorge Correa Sutil, y de los cinco legisladores que participaron en la comisión especial encargada de analizar su procedencia.

En línea con lo que se había anunciado previamente, la parte acusada apeló a la llamada “cuestión previa”, figura jurídica sostenida en la Ley Orgánica del Congreso Nacional en lo que respecta a acusaciones constitucionales, que busca impugnar desde la forma la procedencia del libelo acusatorio.

En una votación dividida de 81 votos a favor, 63 en contra y una abstención, la Sala acordó acoger el planteamiento de la defensa y de la comisión especial, que también había acordado el pasado lunes -por tres votos a favor y dos en contra- dar por descartada la acusación constitucional.

Conforme a lo establecido en el Título IV de la LOC del Congreso Nacional, al acogerse la cuestión previa, la acusación se tiene “por no interpuesta”.

Cabe recordar que el Ministro Santelices era acusado de haber infringido la Constitución y las leyes, o dejar estas sin ejecución, al vulnerar el principio de juridicidad, con la dictación de la resolución exenta 432 (protocolo de objeción de conciencia relativo a la Ley de Aborto en tres causales); por la interpretación torcida de las normas legales, la vulneración del derecho a la protección de la salud y la vulneración al principio de juridicidad al invadir la potestad legislativa; y por haber obviado el carácter de excepcionalidad de la objeción de conciencia.

Reacciones

Tras conocerse el resultado de la votación, Emilio Santelices valoró “la mayoría democrática expresada en el Parlamento” y remarcó que lo que “el país quiere es un camino de unidad para avanzar en salud y hacer las grandes transformaciones que Chile necesita”.

En esa línea, el diputado Jorge Rathgeb (RN), quien presidió la comisión que evaluó el mérito de la acusación constitucional, afirmó que “claramente no ha habido culpabilidad ni nexo causal; no ha habido efectos ni daños por el protocolo que se dictó; no hubo irregularidad respecto del tema ni en el protocolo inicial de la ex ministra Castillo ni del ministro Santelices”.

Lo propio sostuvo el diputado Ramón Barros (UDI), quien fue enfático al señalar que la acusación constitucional es un elemento sancionatorio muy excepcional. “Por lo tanto, tiene que ser utilizada bajo los argumentos jurídicos y no con el show político que se intentó montar. Acá la democracia ha hablado, los que tenían que votar votaron y se impusieron los argumentos jurídicos por sobre lo político”, precisó.

En la oposición, en tanto, se lamentó el fracaso de la acusación en la Sala, tal como lo planteó el diputado e integrante de la citada comisión, Marcos Ilabaca (PS).

“Ha quedado de manifiesto como las cosas no se deben hacer en política. La derrota tiene nombre: la descoordinación; en la medida en que sigamos improvisando no vamos a avanzar como oposición. Esto partió mal; no es posible que aventuras personales o el aplauso de la galería motiven el actuar en este hemiciclo”, planteó.

En una postura similar, la diputada Gael Yeomans (RD), una de las impulsoras del libelo acusatorio, recordó que el documento no solo fue patrocinado por el frente amplio, “ya que esta fue presentada por distintas mujeres de la oposición”.

“Acá la argumentación fue muy clara pero no vimos eso reflejado en los votos. A nosotros no se nos agota con esta vía la posibilidad de seguir trabajando por los derechos de la mujer, acá el movimiento social feminista va a ser escuchado”, remató.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.