Ecuador respalda a Chile en caso de ciudadanos procesados por homicidio

El Gobierno de Ecuador respalda el accionar de las autoridades chilenas que el jueves rechazaron la tortura a la que fueron sometidos en prisión dos ecuatorianos procesados en ese país por el homicidio de una ciudadana de 41 años.

“Ante hechos de tortura sufridos por los imputados, dentro del recinto de detención provisional”, la Embajada de Ecuador en Chile y su consulado en Santiago “reconocen y valoran la rápida intervención del Ministro de justicia de Chile, cuyos criterios son coincidentes y respaldados” por los nuestros, señala un comunicado emitido por ambas entidades.

En ese sentido, las sedes diplomáticas, al igual que las chilenas, consideran que “deben prevalecer los derechos humanos y precautelar la vida incluso de imputados o reos de la justicia”.

Sin embargo, enfatizaron en que esperan “que la justicia sancione lo que corresponde conforme a la ley” a sus connacionales, quienes están procesados por el asesinato de Margarita Ancacoy, una ciudadana chilena a la que golpearon hasta morir por robarle sus pertenencias.

En videos difundidos por redes sociales se observa a un grupo de presos torturar con un arma de electroshock a los ecuatorianos, a quienes además obligan a pedir perdón a la familia de Ancaoy, una auxiliar de limpieza de la Universidad de Chile.

Tras conocerse el hecho, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, escribió en su cuenta de Twitter que lo ocurrido a dos ecuatorianos “es inaceptable, así sean sus autores”, al tiempo de insistir en que “la justicia la aplican los jueces y la tortura es una práctica atroz”.

Más tarde se conoció que las autoridades chilenas iniciarán una investigación para determinar a los responsables del maltrato a los ecuatorianos y concretaron su traslado a otra dependencia.

En el comunicado de la embajada y el consulado se expresa además la preocupación que han manifestado los ciudadanos otavaleños que residen en Chile, quienes tienen temor de ser estigmatizados de aquí en adelante, pues los imputados pertenecen a esta etnia indígena, originaria del norte del país.

“Delegados y familias enteras de esa comunidad se han acercado a la embajada para expresar el dolor que sienten por este lamentable hecho, y manifestaron su gran preocupación por un posible surgimiento de hechos de xenofobia en una idea de generalización injusta de su etnia”, reseña el documento, donde se resalta que la comunidad otavaleña “en el mundo y ha sido siempre identificada por su sencillez, humildad y dedicación al trabajo”.

Finalmente, Ecuador confía en que “prevalecerá la excelente relación histórica que existe entre los dos países y sus pueblos, la misma que no deberá afectarse por este hecho aislado”.

Según las pesquisas, Ancaoy se desplazaba a su trabajo cuando fue interceptada por cinco individuos que la golpearon con maderos para quitarle sus pertenencias; uno de ellos continúa prófugo. (Sputnik)

zzz/am/df

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.