Muerte de fotógrafo que destacó en dictadura enluta a entidades de DDHH

El ex prisionero político y sobreviviente de Villa Grimaldi, Santiago Oyarzo Pérez, dejó de existir el martes, producto de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

El reportero gráfico Santiago ‘Chago’ Oyarzo, quien se destacó por su trabajó en dictadura y fuera fundador de la Asociación de Fotógrafos Independientes (AFI), falleció el martes, enlutando al mundo de los DDHH, su gremio y las organizaciones de izquierda

Socio de la Corporación Villa Grimaldi, centro en el cual estuvo detenido y fue torturado, Oyarzo estudió Trabajo Social en la Universidad Técnica del Estado, lugar donde comenzó su compromiso político en el desaparecido MIR.

Su muerte se produjo por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, un mal degenerativo que puede aparecer espontáneamente, ser hereditaria o ser transmitida por el contacto con el tejido infectado, por ejemplo, durante un trasplante o al comer carne contaminada.

Por su labor profesional en 1987, Oyarzo fue secuestrado por la Central Nacional de Inteligencia (CNI), debiendo marchar al exilio para resguardar su vida. Regresó definitivamente al país en el año 2000, trabajando en la editorial LOM. Entre los años 2004 a 2008 completó sus estudios de Trabajo Social en la Universidad de Arte y Ciencias Sociales, ARCIS.

                     Foto Santiago Oyarzo

“La vida de luchas y fotografías de Santiago llegó a su término al alba de este 17 de julio, a los 70 años de edad. Pese a la agresiva enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y a los pronósticos de fallecimiento inminentes, se aferró a la vida, dando batalla hasta el final”, señaló un comunicado de Villa Grimaldi, destacando que se trató de “un testigo privilegiado de décadas de luchas populares, de las cuáles formó parte en primera fila, se ha marchado, legándonos su ejemplo y un valioso acervo de fotos históricas de un pueblo en lucha contra una dictadura brutal. Desde ellas, desde la memoria Chago Oyarzo seguirá presente”.

Sus funerales se realizaron ayer, partiendo el cortejo desde José Domingo Cañas, también centro de detención de la dictadura, hacia el crematorio del Cementerio General.

                       Foto Santiago Oyarzo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.