Pamela Jiles renuncia a presidencia de la comisión de Familia

La parlamentaria del FA, junto con argumentar que intentó dar garantías a todos en su trabajo, señaló que su alejamiento obedecía a “la actitud afrentosa de esos dos diputados y el silencio cómplice de quienes debieron pronunciarse”, aludiendo a la sanción que recibió en la Comisión de Ética de la Cámara por el incidente con el diputado Urrutia.

Ante la presencia del ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, la parlamentaria Humanista Pamela Jiles pronunció un discurso de un minuto y medio en el que renunció a la presidencia de la Comisión de Familia y Adulto Mayor de la Cámara de Diputados.

La periodista, quien es una de las 20 legisladoras del Frente Amplio en la Cámara, señaló que en estos meses trató de dar dar garantías a todos los sectores y avanzar en conjunto con los niños que más sufren en Chile.

Sin embargo, la sanción de la Comisión de Ética, con el voto de dos diputados de su coalición, hicieron imposible su continuidad en el cargo. “La actitud afrentosa de esos dos diputados y el silencio cómplice de quienes debieron pronunciarse, me obliga una vez más a actuar de la única manera que conozco, la manera en que me enseñaron mis padres y mis abuelos, con la moral y con la razón. La dignidad de nuestros muertos no se sanciona”, dijo Jiles, aludiendo a la decisión de la comisión de Ética, la que contó con los votos del liberal Vlado Mirosevic y el RD Renato Garín.

En su momento, ambos parlamentarios, argumentaron que tuvieron que acogerse al reglamento. “Lamentablemente, en la Comisión de Ética no se aplican nuestras convicciones personales, sino que el reglamento de la cámara”, dijo el parlamentario por Arica, quien se retiró de la sala y apoyó a Jiles cuando se produjo el altercado con el UDI Ignacio Urrutia.

Ayer, el mismo Mirosevic renunció a la presidencia de la comisión de RREE de la Cámara, también por no sentir que representaba a todo el Frente Amplio en el tema de las violaciones a los DDHH, donde él considera que no puede existir un doble estándar y las condenas por esas prácticas deben incluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.